Se llevó a cabo una investigación para aclarar los posibles sobrecostos en un contrato con concepto por adquisición de textos para evaluaciones y aprendizaje. 

El Bolivarense habló con Fred Torres Gutierrez, veedor y líder social del Carmen de Bolívar sobre el costo de las cartillas. “El total del costo de las cartillas se da a conocer por la inconformidad de varios docentes y padres de familia al recibir las cartillas”.

Contrato de compraventa

La alcaldía municipal del Carmen de Bolívar, en cabeza de Carlos Torres Cohen, con la ayuda del contratista Abel Mendoza, compró textos integrados como material pedagógico de apoyo de aprendizaje a las instituciones educativas.

El contrato se generó por 709.995.020 millones de pesos, costo que implicaría el total de 10.892 cartillas a 65.185 mil pesos cada una.

Indignación de la comunidad

Cuando se conoció este hecho, la comunidad del Carmen de Bolívar se indignó, pues los docentes venían trabajando con guías que ellos mismos habían diseñado para cumplir con el calendario académico. Además, manifestaron que les parecía exagerado el valor de las cartillas.

“Esto me llevó a investigar en SECOP y fue donde me di cuenta de ese contrato millonario por 710 millones ejecutado en plena pandemia para comprar 9 mil cartillas”, manifestó Fred Torres.

Por otra parte, se debe tener en cuenta que el contratista Abel Mendonza, a día de hoy, tiene varias denuncias por sobrecostos en los contratos. Dichas irregularidades se dieron en San Jacinto, Bolívar, y en el departamento de Sucre.

Fallas en el contrato

El veedor contó al periódico El Bolivarense que el contrato lo hicieron de forma directa, es decir, a dedo y sin ningún tipo de proceso de licitación.

Esta complicidad entre el alcalde y el contratista pone en cuestionamiento a todo el municipio, pues, se aprovecharon de la crisis sanitaria y económica para, quizá, ganar unos pesos de más.

¿Cómo se dieron cuenta del sobrecosto?

El contrato al ser denunciado se hizo público.

Los profesores y rectores habían solicitado al alcalde del Carmen de Bolívar seguir usando las guías que ellos mismos habían hecho, ya que habían realizado una inversión y, previamente, no se les consultó sobre el contrato.

Dichas cartillas fueron sacadas por un valor de 80 mil pesos y, en realidad, no superan los 20 mil pesos, según el veedor Fred Torres.

“Con este dinero se pudieron comprar alrededor de 4 mil tabletas electrónicas con su internet para las instituciones y poder facilitar los estudios virtuales en medio de la cuarentena”, opina el líder social.

¿Quién es Abel Mendoza?

El contratista Mendoza tiene varias empresas dedicada a este tipo de contratos.

Los contratos que él ejecuta son por venta de cartillas de municipio en municipio con grandes sobrecostos.

En sus empresas reposan varias investigaciones y otras fueron suspendidas.

¿Mala inversión?

El veedor del Carmen de Bolívar comentó que las guías compradas no sirven para nada porque los profesores ya tenían las propias. Además que faltan 2 meses para acabar las clases en los colegios.

“Tienen un costo grandísimo, lo cual es un delito, porque el contrato dice que entregaron 9 mil guías y sólo entregaron la mitad. El dinero se perdió por todo lado”.

¿Qué ha dicho el alcalde?

Un día después del descubrimiento, el alcalde Carlos Torres Cohen alegó que el contrato era necesario y no era para pagar favores políticos.

Finalmente, el proceso judicial se están llevando a cabo y las denuncias se han formalizado ante los organismos de control.