Por Duvan Felipe Muñoz

Estamos a puertas de un nuevo estadio del orden legislativo colombiano, para este, hay un total de dos mil ochocientos treinta y cinco candidatos. Y, sí queremos transformar el ejercicio tradicional en el Congreso de la República, entonces les propongo, en el desarrollo de este escrito, tres puntos para hackear el sistema de la red democrática civil.

1. Estar al servicio de los argumentos:

En cotidianas y múltiples ocasiones, nuestras decisiones son determinadas por superfluos pareceres, por la presión social de consecuencias negativas o por la interposición de la pasión de nuestras emociones. Aprender a dejar a un lado esto, es dejar de ser un ser manipulable.

Ante este escenario, se posiciona la necesidad de poner en tela de juicio nuestras propias opiniones, porque cuando esto ocurre, así como con opiniones diferentes, estamos ante dos opciones: A. nos damos cuentan que la opinión propia no es la más acertada, o B. nos ratificamos de la posición y nos llenamos de más argumentos para defenderla.

Entonces, cuando se deja de ser esclavo de las pasiones y se está al servicio de los argumentos, cuestionaremos realmente que las proposiciones sociales, se alineen al modelo de país que queremos ver mañana y cambiaría la dinámica del enfoque político.

2. Exigir información:

Como se describió anteriormente, los superfluos pareceres de los candidatos, van más allá, y ahora, es el momento de sus propuestas, que, en el marco de estas elecciones, la gran mayoría no tiene la disposición de subir su información, su hoja de vida y sus propuestas a un lugar que sea de fácil acceso para todos los colombianos.

Por otro lado, existe un conformismo al subir información mediocre, adornada con un montón de palabras bonitas que al final del día no dicen nada.
No obstante, aumenta el nivel de preocupación cuando nos centramos en las listas cerradas, pero, ¿por qué?, pues estos aspirantes, que son cabeza de lista, transmiten la sensación de que ya han obtenido su curul y no se motivan por dar a conocer quiénes son y el para qué llegar al legislativo.

3. Tu decisión:

Hasta este punto de lo demarcado, podemos crear la perspectiva de la decisión a tomar, y podemos hackear el sistema de la red democrática civil, es decir, asimilando los dos puntos anteriores, estamos en la capacidad propia y de contexto, para llegar a las urnas: A. con argumentos para determinar el país del mañana y B. Eliminando uno por uno, candidatos virus que no dañen la red de nuestro desarrollo.

Los invito a compartir este hack y así trasformar nuestro sistema. Nos vemos este 13 de marzo del 2022, ¡no faltes!