Adelis Herrera es docente de aula en la Institución Educativa Camilo Torres -del Pozón- y lidera el proyecto La Recogetón, el cual incentiva a los estudiantes a aportar en la mejora del ambiente de su barrio, haciendo la ‘separación en la fuente’.

  • Separación en la fuente: acto de seleccionar, clasificar y almacenar los diferentes residuos sólidos en su lugar de origen.

La Recogetón es una iniciativa que comenzaron, en esfuerzo conjunto de los docentes con un miembro del Epa, el 5 de junio -Día del Medio Ambiente- con la sensibilización y concientización de la importancia del reciclaje para sus alumnos.

Tras la concientización de los alumnos, Adelis pidió a cada estudiante traer todo tipo de basura sólida para empezar a actuar en pro del planeta.

Nos propusimos incentivar a los estudiantes a que no solo sepan ‘separar en la fuente’, sino que también busquen hacerlo.

Fijó 55 días como primera instancia para que cada alumno fuese trayendo, como mínimo, 5 kilos.

Cada estudiante se encarga de recolectar, día a día e independientemente, la cantidad de residuos sólidos que vaya pudiendo; así, entre más estudiantes superen el promedio diario, más basura de la presupuesta lograremos recoger.

Entre mi grupo de estudiantes, que son más de 200, si les pido a cada uno cinco Kilos, estaríamos recogiendo más de una Tonelada.

Cada que se tiene una cantidad considerable de residuos en la Institución Educativa, Adelis se los entrega a una cooperativa ambientale que los recibe como donación de materiales.
Dicha cooperativa es integrada por mujeres cabeza de hogar que alimentan a sus hogares con este trabajo, algo que da satisfacción doble al corazón de Adelis.

La primera parte de este proyecto es claramente próspera y digna de admirar, no solo por el actual número a llegar, sino también por el impacto progresivo que está a dejar en el ambiente y en el hábito de los jóvenes.

Ya los estudiantes van adquiriendo esa cultura de separar los residuos sólidos a la hora de botar la basura.
Cualquier botella de plástico, tapa de plástico o lata de aluminio que vean por la calle, la recogen.

Adelis se siente más que satisfecha por un trabajo que no solo deja impacto en el entorno de esta población del Pozón, sino también en la cultura ambiental de los Jóvenes partícipes de esta Recogetón.

Primero lo hacían por la nota; pero después, por amor al proyecto y cambio en su ambiente.