Los abogados de la empresaria Enilse López Romero y de sus hijos Héctor Julio y Jorge Luis Alfonso López denunciaron en Cartagena las arbitrariedades cometidas durante años por la Corte Suprema de Justicia, y advirtieron que por esa razón confían en la Justicia Especial Para La Paz (JEP).

Alfredo Montenegro, abogado defensor de la familia Alfonso López, indicó que se presentó una queja ante el Parlamento Europeo, donde se da cuenta de todas las irregularidades y persecución judicial, de que ha sido objeto la familia de la empresaria Enilse López. “Se alga solicitado el acompañamiento y la veeduría, no sólo del Parlamento Europeo, sino además de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y otros organismos internacionales, quienes ejercerán vigilancia en estos asuntos”, dijo Montenegro.

Adicionalmente, afirmó el abogado que tanto él como toda la familia Alfonso López confían en la JEP y se someterán a ella para cumplir con los cometidos de verdad, justicia, reparación y compromiso de no repetición, que son los que inspiran esta justicia especial.

Falsos testigos

Por otro lado, Montenegro denunció la existencia de falsos testigos.

“Guillermo de Hoyos uno de los testigos falsos ya tiene 3 sentencias condenatorias, y tiene que ser apartado del proceso como testigo pues la Corte Suprema de Justicia le compulsó copias para que se condenará por falso testimonio. Es por eso la Corte no puede decir ahora que no tiene conocimiento sobre ello”, dijo el jurista.

Así mismo, dijo que Nevis Consuelo Caballero fue otra testigo falsa que se decía pertenecía a las Autodefensas de Magangué. “Ella empezó a testificar en contra de la familia Alfonso López patrocinada por un coronel en Magangué”, sostuvo.

Recalcó que luego de estos testimonios la justicia absuelve a Jorge Luis Alfonso López, pues se establece que nunca tuvo relaciones con la menor, “por lo tanto fue un falso testimonio el cual es tipificado por la ley, pero la Corte insiste en darle crédito a este falso testigo a pesar de ello”, dijo.

Señaló que la Corte le permitió leer a un testigo lo que lleva escrito, lo cual es una clara irregularidad pues el Código Procesal Penal señala que de esta manera no se puede tener certeza si el mismo fue testigo del hecho pues al leer no hay una declaración expresa. “Y, a pesar de ello, fue otro de los testigos tenidos en cuenta en contra de Héctor Julio Alfonso López, por lo tanto la Corte Suprema de Justicia está cometiendo errores que no siquiera un juez promiscuo municipal comete”, indicó.

Agregó que, adicionalmente, uno de los testigos sufrió una descarga eléctrica y está en estado de demencia certificada por un psiquiatra de la ciudad de Cartagena.

Agregó que el cuarto testigo es un presunto perseguido por los paramilitares que nunca acreditó esa condición.

“Por lo anterior, aseveramos decir que la Corte se ha valido de testigos falsos y, por consiguiente, prevaricando y por ello acudimos a otros entes y personas como el veedor Pablo Bustos, quien es totalmente imparcial en el caso”, dijo Montenegro.

Agregó que Enilse López dice que ha gastado más de $20.000 millones en abogados y que ha rechazado ofertas de funcionarios judiciales por mantener su buen nombre y así lo dicen sentencias como la de la masacre de El Salado donde salió absuelta.

Aseguró que Enilse López va a encarar la JEP con entereza, con garantías de no repetición y sobretodo compromiso de decir la verdad.

“Está dispuesta a indemnizar las víctimas y garantía de ello es la disposición de los bienes que tiene incautados avaluados en más de un billón y medio de pesos”, sostuvo.

“Queremos que todo sea transparente porque Enilse López ha decidido darle la cara al país”.

Pastillas para la corrupción
Por su parte, Pablo Bustos, presidente de la Red de Veedurías de Colombia, recalcó que anda en una gira por la Costa Caribe repartiendo Lomotil, una pastilla para evitar la diarrea. “Este es un ejercicio de lucha contra la corrupción y la impunidad, es un ejercicio donde hemos luchado y varios veedores han sido asesinados y personalmente tuve que salir del país por 7 años”, dijo.

“En Bolívar hay temas que deben ser revisados como el “cartel de la hemofilia” donde los medios de control aun guardan silencio. Muchos políticos siguen detrás del telón, escondidos y manchados de corrupción, ensuciando nombres como el de Enilse López para desviar a la justicia”.