En el día de ayer 4 de mayo, fue extraditado Dairo Antonio Úsuga, alias “Otoniel”, máximo jefe del Clan del Golfo. Así lo dio a conocer el presidente Iván Duque.

«No solamente se trata del narcotraficante más peligroso del mundo, sino de un asesino de líderes sociales, abusador de niños, niñas y adolescentes, asesino de policías y uno de los más peligrosos criminales del planeta”, aseguró el presidente.

 

Alias «Otoniel» partió rumbo a los Estados Unidos a cumplir una condena por los delitos de narcotráfico.

Durante su discurso, Duque felicitó a la Policía y al Ejército Nacional, a la Armada Nacional, a la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) y a la Fiscalía General de la Nación gracias a que “su trabajo articulado y patriótico permitió la captura y la extradición.

Es necesario resaltar, que el Consejo de Estado había suspendido provisionalmente la extradición de Otoniel para estudiar un recurso presentado por víctimas de su organización criminal, cuyo objetivo era que diera su versión sobre lo ocurrido con esas comunidades a manos del Clan del Golfo.

A pesar de esto, el Consejo de Estado aseguró que avaló la extradición porque “los efectos de la protección que se pretendía, mediante la medida provisional adoptada, se encuentran desvirtuados”.

El presidente Duque, también reconoció la labor del ministro de Defensa, Diego Molano; el ministro del Interior, Daniel Palacios; y el ministro de Justicia, Wilson Ruiz. A su vez, elogió a la Corte Suprema de Justicia, Consejo de Estado y Jurisdicción Especial para la Paz porque “obraron con patriotismo y evitaron cualquier manipulación intencionada de este criminal para tratar de eludir esta extradición”.