De acuerdo con los moradores del sector, el Establecimiento Público Ambiental (EPA), ha hecho caso omiso al cúmulo de peticiones realizadas a lo largo de los últimos 6 años, donde le han pedido el cuido de los árboles de caucho centenarios, que alcanzan alturas de 25 metros de alto y ponen riesgo la integridad de las familias que habitan en la zona y de las personas que a diario transitan por el emblemático sector. Vecinos de la Plaza de ‘La Ermita’, ubicada en el tradicional barrio Pie de la Popa en la ciudad de Cartagena de Indias, están altamente preocupados y con mucho temor, por el mal estado de un árbol de caucho que amenaza con caerse, desde hace 2 años, debido a las fuertes brisas y lluvias que se vienen presentando en los últimos días, exigiendo a las autoridades competentes tomar medidas urgentes para evitar una posible tragedia.

Como consta en una resolución enviada al Establecimiento Público Ambiental (EPA), desde el 24 de enero de 2014, la entidad emitió una orden de una inspección al Cuerpo de Bomberos para que se interviniera el árbol prontamente, éste se acercó al sitio a verificar la situación y determinar medidas ante el caso, pero nunca anunciaron cuando se cumplirá la orden emitida por el ente rector del medio ambiente en el corralito de piedra. Hoy, luego de 6 años aún esperan respuesta satisfactoria de esta entidad, asegura, Gustavo Betín Benedetti, residente del sector.“Este árbol de caucho en estas condiciones de deterioro, representa un enorme riesgo porque las placas de concreto están muy levantadas y en cualquier momento se puede derrumbar, causando una tragedia irreparable donde diariamente transitan adultos y niños. Todos en este sector del Pie de la Popa estamos ante un gran peligro, sobre todo por los frecuentes contactos entre las ramas y cables de alta tensión que transportan más de 10.000 voltios de energía y Electricaribe, tampoco dice nada”, reveló, Betín Benedetti.

“El corte de las ramas en estos árboles que están ubicados en lugares de espacio público en la ciudad de Cartagena, le corresponde su mantenimiento al Establecimiento Público Ambiental EPA, toda vez que éste no es un espacio privado”, aseguró, Betín Benedetti.

Posteriormente, después de 6 años, el 14 de diciembre de 2018, Gustavo Betín Benedetti, Alicia Barrios de Flores y Josefina Dunoyer, volvieron a interponer otro oficio ante el Establecimiento Público Ambiental (EPA), donde los vecinos manifestaron estar altamente preocupados y solicitaron nuevamente podar el árbol por su deterioro y enorme peso, representado un gran peligro para los habitantes del sector.Betín Benedetti, agregó, que el árbol no ha recibido intervención alguna desde hace muchos años, se encuentra en muy mal estado con todas las raíces por fuera y además su tronco está debilitado por el excesivo peso como si no tuviera estabilidad en el suelo por la figura inclinada que presenta hacia un lado.

“En reiteradas oportunidades hemos acudido a la autoridad competente ambiental (EPA) para que corten el árbol que tiene una altura de más de 25 metros y siempre hacen caso omiso”, quedando así demostrado que no les interesa el peligro que estamos viviendo todas las personas que transitan y vivimos este sector y la tragedia que podría ocasionar”, manifestó, Fernando Hauzeur Dunoyer, vecino y propietario de una de las casas afectadas.

Todos los vecinos de la Plaza de ‘La Ermita’ reclaman a las autoridades una solución inmediata a la poda de este árbol y advierten que, de no hacerlo, puede ocurrir una situación catastrófica, manifestando que están dispuesto hacer protestas pacíficas para llamar la atención del Distrito, “nos sentimos abandonados, pedimos que se tomen los correctivos y se evite una tragedia anunciada”, subrayó uno de los vecinos.