Por Duvan Felipe Muñoz

Mientras 9 millones de hogares se quedan sin renta básica, gracias al sector mayoritario del Congreso que no entiende la realidad del país, vemos subir sus salarios en 1.7 millones. En otro tanto, entramos en una crisis institucional democrática que se da sobre la base de la ilegalidad del poder legislativo y lesión a la constitución.

Según lo establecido en el texto constitucional en su artículo 140, y que no hay nada que pueda variar este texto, que no sea reforma misma a la constitución, el congreso tiene su sede en la capital de la República. Las cámaras podrán por acuerdo entre ellas trasladarse a otro lugar y en caso de perturbación del orden público, cosa que no es hoy, podrán reunirse en el sitio que designe el presidente del senado.

Ilegalidad e inconstitucional del poder público legislativo

Si nos vamos al artículo 149 de la C.N expresa que toda reunión de los miembros del congreso, con el propósito de ejercer funciones propias de la rama legislativa del poder público, se efectúe fuera de las condiciones constitucionales, es decir, fuera del artículo 140, la mayoría de los congresistas están fuera de la sede del congreso, es decir, fuera de las condiciones constitucionales, a los actos que realice no podrá darse les efecto alguno y quienes participen en las deliberaciones, serán sancionados conforme a las leyes.

Entonces si unimos el artículo 140 y 149, los congresistas por orden constitucional deberán reunirse en su sede, ¡es la orden vigente hoy!, ahora bien, la corte constitucional a través de un comunicado de prensa dijo que en virtud de la pandemia pueden haber situaciones virtuales que no son lo general y expresamente dijo en el presente, que para aquellas personas que se les imposibilite, por razones físicas la presencia, se les brindará la virtualidad.

En secuencia, ¿por qué siguen sesionando virtualmente?, empero en una sesión ilegal e inconstitucional. Y la resolución del presidente del Senado, dando continuidad a las sesiones virtuales, atina a un prevaricato, porque la resolución de un presidente del Senado no puede sustituir la Constitución.

No se ha movió un centímetro ni en la mesa directiva pasada que tenía esa obligación, ni la actual en las semanas vigentes, en garantizar sesiones presenciales en general y en virtualidad subsidiariamente para aquellos que no pueden estar en la capital del país.

Aumento sin equidad, ni eficiencia

En medio de la crisis económica que se vive en el país, los congresistas tendrán un aumento en sus sueldos, más viático, no obstante, se los darán con retroactivo.

Lo que más vergüenza da es que parte de la piara que siente orgullo por eso, es la misma que no quieren quitarse de encima los gastos de representación, y millones por viáticos que no están usando, pues trabajan desde la casa. Esta caterva de indignos son los que prefieren una cédula para perros que una renta básica para la población vulnerable.

¡Duele en el alma el esfuerzo de muchos y la poca empatía de otros! Les falta más DOLOR DE PATRIA HP (Honorables Parlamentarios)