Hace algunos días, fueron entregadas 20 cunas en el marco del proyecto El poder de los 1.000 días: cunas con amor, gracias a Toam Club, la organización aliada de las fundaciones para la recaudación de fondos efectiva, y con la ayuda de la Fundación Fruto Bendito.

Lo que más llama la atención, es que las cunas son de cartón corrugado certificado que previene el síndrome de muerte súbita infantil (SMSI).

También conocido como Muerte Súbita del Lactante, se define como la muerte de un niño menor de 1 año que ocurre de forma inesperada generalmente durante el sueño, la cual no puede ser explicada tras realizar un estudio minucioso de la historia clínica.

La actividad se llevó a cabo en el CAPS Betania, ubicado al sur de Bogotá.

“Estamos muy felices de hacer parte de este proyecto, ya que los recursos recaudados permitirán fabricar alrededor de 304 cunas. Además, los forros antifluido y las sábanas de las cunas serán elaboradas por una madre cabeza de hogar de Ciudad Bolívar. En este sentido, las donaciones de las personas de buen corazón que aportaron recursos para la campaña, también posibilitan brindarle una oportunidad de empleo a una madre de escasos recursos”, afirmó Juliana Ladino, Country Manager de Toam Club.

Adicionalmente, Toam Club realizó la entrega de un cheque por 21 millones de pesos, los cuales son producto de las donaciones recaudadas en el marco de la campaña El poder de los 1000 días: cunas con amor, que se utilizarán para fabricar más cunas y beneficiar a madres de escasos recursos.

Las cunas que han sido entregadas están elaboradas en cartón corrugado certificado, que brindan confort y seguridad al recién nacido, las cuales ayudan a prevenir el Síndrome de Muerte Súbita Infantil (SMSI), ya que la cuna cuenta con un colchón que ofrece un sueño seguro para el niño que evita que el lactante se de vuelta, y que por ende su vida esté en riesgo. Asimismo, las beneficiarias son madres de escasos recursos de las ciudades de Bogotá, Soacha, Sopó, Medellín, La Guajira, Cartagena y Santa Marta.

“La campaña con la Fundación Fruto Bendito se realizó con el objetivo de recaudar fondos de manera eficiente y poder impactar a cientos de madres de escasos recursos de distintas ciudades del país mediante la entrega de una cuna para su bebé. De igual forma, las personas que realizaron su donación tuvieron la oportunidad de participar por un viaje con todos los gastos pagos a Cancún”, agregó Juliana Ladino, Country Manager de Toam Club.

Finalmente, el proyecto El poder de los 1000 días: cunas con amor de la Fundación Fruto Bendito, se inspiró en una tradición finlandesa que data desde el año 1930, mediante la cual, Finlandia logró reducir la tasa de mortalidad de 65 muertes por cada 1.000 a dos muertes por cada millar.