MEDIANTE AUDITORÍAS Y SEGUIMIENTOSLa Secretaria de Educación de Bolívar, Luz Patricia Guerra Echenique, dijo que luego de validar  el número de estudiantes registrados en el Sistema de Información de Matrícula (SIMAT) del Ministerio de Educación Nacional, con las familias  inscritas en el Registro Único de Víctimas  (RUV), se pudo evidenciar que más de 54 mil niños, niñas y jóvenes no aparecen caracterizados como víctimas, hecho que va en concordancia con los compromisos adquiridos por el Gobierno del “Bolívar Sí Avanza” ante la mesa departamental de Víctimas en los Plenarios, con la estrategia de caracterización de población víctima en las instituciones educativas oficiales.

Con el propósito de restablecer las garantías de derechos a la población estudiantil en todo el departamento, la administración del “Bolívar SÍ Avanza” que lidera el gobernador, Dumek Turbay Paz, a través de la Secretaría de Educación de Bolívar, inició un proceso de caracterización de los niños, niñas y jóvenes en condición de víctimas, inscritos en el Registro Único de Víctimas (RUV), para identificar necesidades, focalizar sus medidas de asistencia, atención, reparación y los rectores tengan la posibilidad de marcarlos como tal,  en el Sistema de Información de Matrícula (SIMAT).Históricamente la información reportada por las instituciones educativas, en el Sistema de Información de Matrícula SIMAT, acerca de la población víctima ubicadas en el rango de edades entre 0 a 17 años, no supera los 6500 estudiantes, cifras que resultan ínfimas comparadas con la información reportada en el Registro Único de Víctimas, cuya población supera las 126.828 niños, niñas y adolescentes víctimas del conflicto en todo el territorio, incluyendo los entes territoriales de Magangué y Cartagena.

La educación para las víctimas del conflicto armado se constituye en un mecanismo fundamental para el acceso a más y mejores oportunidades de la ciudadanía, medio importante para la reconstrucción del tejido social y la transformación de sus proyectos de vida.

Según la herramienta Reporte Nacional de Información de la Unidad de Víctimas (RNI), en las escuelas oficiales del municipio de Magangué atienden en sus aulas regulares a 11.964 estudiantes, mientras que el Distrito de Cartagena, alberga 29.885 chicos en sus colegios oficiales.

Hilda Castillo Martínez, directora de Cobertura Educativa de la Secretaría de Educación de Bolívar, dijo que la importancia de caracterizar a la población estudiantil víctima del conflicto radica específicamente en el cúmulo de beneficios que dejan de percibir las familias por parte de toda la oferta social que ofrece el Estado.

“La inquietud nace en las diferentes mesas adelantadas con las organizaciones, al cual le hemos hecho acompañamiento, notando debilidades en la atención a esta población en las escuelas oficiales. Históricamente atendemos a 6.500 estudiantes con esta condición, pero cuando cruzamos información con los sistemas de información de la Unidad Nacional de Víctimas, evidenciamos que la población es mayor y que la cantidad identificada en las escuelas asciende a más de 60 mil niños, niñas y jóvenes en las aulas de clases”, sintetizó.

De acuerdo con, Jaime Antonio Olmos Herrera, Asesor – Enlace de Victimas de la Secretaría de Educación de Bolívar, el sistema de matrícula no permite visibilizar la verdadera atención educativa que se le brinda a la población víctima en etapa escolar.

“Este es un hallazgo que encontramos en el segundo semestre del año escolar 2017, por diferentes circunstancias los colegios solo registran una población inferior a los 6.500 estudiantes víctimas del conflicto, pero la realidad es que en nuestras escuelas hay 64.979 chicos, de los cuales hasta la fecha hemos caracterizado cerca de 30 mil niños”, precisó, el funcionario.

La máxima autoridad educativa de los bolivarenses, Luz Patricia Guerra Echenique, agregó que los ambientes escolares, como espacios de socialización, son un lugar para tejer, afianzar y enfrentar importantes desafíos, que permitan dar respuestas oportunas y pertinentes a las nuevas necesidades de formación de los ciudadanos del mañana.

“La educación es un servicio, un derecho constitucional y ciudadano. Por eso, construir políticas educativas es pensar en educación para todos, con educación avanzamos hasta lograr que esta sea asumida como política de desarrollo y motor de la dinámica social”, precisó, Luz Patricia Guerra Echenique, Secretaria de Educación de Bolívar.

Para la administración del “Bolívar SÍ Avanza”, que preside el primer mandatario de los bolivarenses, Dumek Turbay Paz el gran compromiso es luchar por una educación de calidad e incluyente que impulse desarrollo, bienestar, equidad y genere oportunidades legítimas de progreso y prosperidad.