La Capitanía de Puerto de Cartagena retoma inspecciones a lanchas después de ordenarse su suspensión en marzo.

Las inspecciones se dividen en revisar los protocolos y uso de los elementos de bioseguridad, verificación del estado de los elementos de seguridad a bordo de las motonaves (chalecos, extintor, aro salvavidas), el estado de la embarcación, motores, sistema de comunicaciones, equipos de navegación, entre otros.