Con motivo del Día Nacional de la Memoria y Solidaridad con las Víctimas del Conflicto Armado, la Unidad de Restitución de Tierras (URT) hace un sentido homenaje a los bolivarenses que por causa de la violencia perdieron sus vidas en lamentables sucesos y a los cerca de 3.000 campesinos sobrevivientes que han recuperado sus tierras, reactivando la productividad del campo y construyendo paz en sus territorios.

Los campesinos han recuperado lo que por derecho les pertenece como dueños legítimos de sus tierras y, con su trabajo, están fortaleciendo el sector rural que, con la inversión de la Unidad de Restitución de de $8.354. 600.340 para proyectos productivos, se han implementado en tierras restituidas. A la fecha, 8.150 hectáreas han sido restituidas en el departamento y es allí donde los campesinos beneficiados con las sentencias han dejado de ser víctimas para convertirse en productores.

El departamento de Bolívar fue sin duda una de las zonas del país donde  la guerra hizo más estragos, pero hoy 9 de abril, es la primera graduación de quienes ya han culminado a satisfacción el proceso de proyectos productivos, con la inversión y acompañamiento de la Unidad de Restitución de Tierras. Así mismo, se entregará un cheque de próxima inversión para más proyectos productivos a las nuevas familias restituidas.

Con estas actividades, la Unidad de Restitución de Tierras hace memoria y brinda tributo a todas las víctimas del conflicto. Hacer productiva la tierra que un día tuvieron que abandonar muchos campesinos a causa de la guerra es la mejor forma de decirle al país que con inversión en el campo,  trabajo honesto y reconciliación, la paz es posible.