Durante el debate de candidatos presidenciales organizado por el diario El Tiempo y la revista Semana, se dio un rifirrafe entre Ingrid Betancourt y Gustavo Petro por un episodio que había pasado hace 30 años aproximadamente.

Todo se dio por el escándalo que salpica a Piedad Córdoba con las recientes denuncias de su exasesor por sus presuntos vínculos con el régimen de Nicolás Maduro y la entonces guerrilla de las FARC.

Las pruebas están ahí. Ella es ‘Teodora’ Bolívar. Ella trató que las liberaciones se acordaran de acuerdo a sus intereses políticos y el problema no está en Piedad sino en Gustavo que aceptó que entre con esas indicaciones porque le trae votos”, dijo.

Acto seguido, Betancourt acusó a Petro de tener en su campaña a secuestradores y nombró al partido Comunes, creado después del Acuerdo de Paz. El exalcalde le respondió que no lo calumniara “porque en el Pacto no hay un solo miembro de Comunes”.

A partir de ese momento, ambos candidatos se enfrascaron en una fuerte discusión donde, incluso, nombraron al gobierno del expresidente César Gaviria. Posteriormente, Petro le recordó que ella lo había ido a visitar a Bélgica con Carlos Alonso Lucio ante lo cual, Betancourt respondió que Petro estaba en depresión en ese país.

“Cuando fui a visitar a Gustavo, me acuerdo que él estaba en una gran depresión tirado en el piso sin poder moverse; es decir, no me voy a meter en tu vida privada”, apuntó Ingrid. Inmediatamente, le llovieron duras críticas por haber descrito en un debate público un episodio de la vida personal de Petro.

Vergüenza y bajeza total la de Ingrid Betancourt. Utilizar una enfermedad mental tan dolorosa e íntima como la depresión para atacar a otro candidato en un debate es de lo más rastrero que nos ha tocado ver en esta campaña. Rechazo y asco”, es uno de las críticas que le hicieron.

Fuente: Ultima Hora Col