KMA Construcciones, la empresa líder del sector de infraestructura colombiano con más de 20
años de experiencia en el mundo de la construcción, sirviendo a los sectores público y privado, se pronuncia frente a la Iniciativa Privada Corredor Portuario de Cartagena, legalmente adjudicado desde diciembre de 2019:

• El pasado jueves 22 y viernes 23 de septiembre instauró dos acciones judiciales a favor del
proyecto y la empresa: el primero corresponde a una acción de tutela por vulneración de
los derechos fundamentales de la constructora y el segundo una denuncia penal contra el
Alcalde de la ciudad de Cartagena, William Dau por prevaricato.

• La acción de tutela se formula luego que la Alcaldía iniciara un proceso de revocatoria de la
adjudicación del proyecto. Este hecho es abiertamente ilegal puesto que no se ha configurado ninguna de las causales autorizadas por la ley para revocar la adjudicación. «Como lo hemos dicho en reiteradas oportunidades la totalidad del proceso de desarrolló de manera transparente y con respeto por la normatividad vigente», destacó la empresa.

• En diciembre de 2019, luego de 5 años de trabajar en conjunto con varias administraciones y superar las etapas de factibilidad y prefactibilidad, fue adjudicada por parte de la Administración Distrital la APP de Iniciativa Privada “Corredor Portuario de Cartagena”. Este proyecto, que fue originado por KMA, se diseñó, estructuró y adjudicó de acuerdo a la Ley 1508 de Asociaciones Público Privada.

• Pese a esto y contrario a las evidencias jurídicas, el alcalde William Dau no ha procedido con la firma del contrato como lo obliga la ley. Además, en varias ocasiones ha realizado declaraciones sin sustento alguno, en las que asegura que esta adjudicación fue producto de un hecho corrupto, poniendo en entredicho la buena reputación de la que goza KMA y sus dirigentes, forjada a través de los más de 20 años de existencia.

• En varias oportunidades manifestamos nuestra disposición al diálogo con la administración actual, con el objetivo de sacar adelante un proyecto que traerá múltiples beneficios para nuestra amada Cartagena, no obstante, no hemos tenido respuesta alguna. A cambio hemos recibido constantes ataques por parte del alcalde.

• Estas dos acciones judiciales se suman a la demanda por perjuicios económicos que le ha generado a la empresa la no firma del contrato instaurada previamente ante las instancias judiciales correspondientes. «Como cartageneros queremos reiterar que nuestra intención es poder desarrollar el proyecto y no recibir unos recursos a través de un proceso jurídico. Estamos convencidos de sus beneficios para la movilidad, desarrollo social y económico, así
como para la renovación urbana de Cartagena», puntualizaron.