Después de que el presidente Gustavo Petro llegara a San Francisco, informó que se había reunido con el presidente de México, Andrés López, con el objetivo de agilizar las negociaciones con el ELN que se están realizando en ese país y podrían reanudarse la próxima semana.

Petro destacó que el tema principal a discutir es el secuestro, así como los confinamientos, desplazamientos de población civil, extorsión y reclutamiento de menores. Además, afirmó que existen diversas problemáticas que constituyen hostilidades contra la población civil y que deben ser superadas.

“Si el ELN realmente tiene una vocación de paz, que yo espero que sea así, pues sabrá que hay un momento que ya llegó y ese momento es superar la lucha armada”, comentó el mandatario colombiano.

Esta solicitud, que surge tras el anuncio de que el quinto ciclo de conversaciones comenzará la semana entrante en México, se vincula con las declaraciones de Antonio García, jefe del ELN, quien expresó que no cederá ante «chantajes y respalda su postura con argumentos económicos, sosteniendo que el secuestro constituye una vía de financiamiento para ellos.