Ángela Salazar, comisionada de la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad, murió tras presentar complicaciones de salud a causa del COVID-19.

La comisionada se encontraba internada en un hospital de Apartadó en el momento de su muerte.

Ángela Salazar, de 66 años, era oriunda de Tadó, Chocó. Integró la Alianza Iniciativa de Mujeres Colombianas por la Paz (IMP) y de la Mesa Departamental de Víctimas de Apartadó.

Como comisionada se desempeñó como “defensora de la igualdad y trabajadora incansable de la búsqueda de la verdad”.

La Comisión de Esclarecimiento de la Verdad la recuerda como fiel acompañante de las victimas y la voz de los derechos de las mujeres y del pueblo negro, afrocolombiano, raizal y palenquero.