Germán Zapata López, exalcalde del municipio de San Cristóbal, Bolívar, fue imputado por los delitos de peculado por apropiación, contrato sin cumplimiento de los requisitos legales y falsedad ideológica en documento público por un juez de Cartagena.

Las investigaciones que arrojaron este resultado, se realizaron a raíz de una denuncia instaurada por el actual alcalde del municipio, Carlos Manuel Julio Morales, en el que planteaba presuntas irregularidades por parte de Zapata en cuanto a la ejecución de dos contratos suscritos en el año 2020 en la Institución Educativa Francisco de Paula Santander.

La Fiscalía indicó las irregularidades encontradas. En el plantel educativo se realizó el cerramiento de 80 metros lineales, por el cual la Alcaldía «habría pagado más de 157 millones de pesos, aunque solo se habrían utilizado 49 millones en su desarrollo». En el informe técnico se reflejó que sólo se cumplió en un 31% el avance de la construcción.

El ente también se refiere a una irregularidad en la reconstrucción de dos baterías del sistema de almacenamiento de agua potable. «Se constató que la administración municipal habría cancelado más de 105 millones de pesos, de los cuales solo se invirtieron poco más de 49 millones y que el adelanto del proyecto habría llegado solo al 47%”.

En conclusión, las investigaciones arrojaron que el detraimiento patrimonial calculado ascendería a los 164 millones de pesos.