Con el fin de contar con información acerca del impacto socioeconómico generado por el covid-19, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE, realizó la Encuesta Pulso Social -EPS que cuenta con el apoyo técnico del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia -UNICEF.

La encuesta que fue aplicada en el período julio – agosto, busca producir información relacionada con: confianza del consumidor; bienestar subjetivo; redes de apoyo de los hogares; bienestar de los hogares que cuentan con niños, niñas y adolescentes; y el conocimiento y acceso a las políticas nacionales y locales de apoyo a los hogares.

Cartagena, una de las 23 ciudades en las que se aplicó la encuesta, arrojó que el 65% de los ciudadanos no consumió 3 comidas al día durante el periodo de aislamiento.

A diferencia de ciudades como Tunja, Bucaramanga y Neiva, en donde más del 90% de sus habitantes pudieron alimentarse tres veces al día, en Cartagena no se corrió con esa suerte.

De acuerdo con el DANE antes del aislamiento el 85.2% de la población cartagenera consumía tres comidas diarias, sin embargo los datos arrojados por la encuesta, aseguran que solo el 35% pudo alimentarse dignamente.

La encuesta tuvo cobertura en 23 ciudades capitales de departamento y áreas metropolitanas: Barranquilla, Cartagena, Sincelejo, Valledupar, Santa Marta, Riohacha, Bogotá, Tunja, Villavicencio, Neiva, Florencia, Bucaramanga, Cúcuta, Cali, Pasto, Popayán, Manizales, Ibagué, Pereira, Armenia, Medellín, Montería, y Quibdó.

Las tres ciudades con mejores resultados fueron Tunja, Bucaramanga y Neiva y las tres peores Sincelejo, Barranquilla y Cartagena.