Con el fin minimizar el tráfico y comercialización ilegal de fauna silvestre, el Establecimiento Público Ambiental de Cartagena -EPA-, continúa apoyando los operativos de la Policía Ambiental Metropolitana.

En lo que va corrido de este año han sido 391 las especies rescatadas por el EPA, algunos de ellos en vía de extinción, los cuales fueron valorados por veterinarios para determinar sus disposición final con la liberación. Solo en el mes de julio fueron 89 especies de animales recuperados y la gran mayoría de ellos devuelto a su hábitat.

Los animales recuperados en esta semana fueron 2 guacamayas (Ara ararauna), 2 guacamayas (Ara macao), 4 loros frentiamarrilla (amazona 0), 2 tucanes piquiverde (Ranphastus sulfuratus), 2 ardillas rojas (Sciurus granatensis) y dos monos titi cabeciblanco (Saguinus oedipus).

Algunas de las especies rescatadas, en especial los tucanes, quedarán en cautiverio temporal a la espera de que estén en óptimas condiciones, esto de acuerdo a las valoraciones preliminares realizadas por el EPA. El resto de animales fueron llevados por la entidad ambiental a la reserva natural el Tamarin, en la Zona Norte, cerca al corregimiento de Arroyo Grande.

El EPA Cartagena hace una llamado a la ciudadanía a crear conciencia acerca de los beneficios que trae la conservación de la flora y fauna silvestre; y a los problemas que ocasiona la interacción del hombre con éstas, alteración de su cadena alimenticia y de reproducción, entre otros, hasta la extinción.

Aunque los seres humanos sean el mayor peligro para la vida silvestre, la protección del ambiente y la conservación de los recursos naturales es una tarea que no solo involucra al Estado, sino también a los ciudadanos.