El empresario samario Enrique Vives Caballero fue condenado con una pena de siete años y seis meses de prisión que deberá pagar en su lugar de residencia por haber arroyado a seis jóvenes que perdieron la vida.

La sentencia fue establecida por el juez de conocimiento, que este martes avaló el preacuerdo firmado entre Vives y la Fiscalía el 17 de mayo del presente año.

 

Enrique Vives aceptó haber arrollado a los jóvenes

El empresario aceptó haber sido el principal responsable de la tragedia ocurrida el pasado 13 de septiembre de 2021, donde murieron seis jóvenes y un menor de edad resultó lesionado.

Indicó Enrique Vives que manejaba la camioneta por la Troncal del Caribe en horas de la madrugada, cuando arrolló de forma involuntaria al grupo de amigos que a esa hora caminaba por un costado de la vía.

En el preacuerdo quedó establecida la rebaja en la pena a Enrique Vives, quien finalmente fue imputado por el delito de homicidio culposo.

Así mismo, el conductor del vehículo deberá garantizar la reparación económica de las familias de las víctimas y que reciban apoyo psicosocial.

También Enrique Vives se comprometió a pedir perdón en privado y de forma individual a los afectados, y adquirió el compromiso de no volver a manejar bajo los efectos del alcohol.

 

Fuente: El Tiempo