Jóvenes, cartageneros, soñadores y con un estilo muy particular, dos artistas buscan enviar un “mensaje de amor real” a través de sus canciones.

Eddie Stofe y Maricela son esas personas que uno ve e inmediatamente nota que son artistas. No porque sea un estereotipo, sino porque tienen un aura, un universo, una personalidad que los delata.

Maricela es cartagenera, pero no lo parece. Su voz y su físico dan a pensar que es del interior del país. Ella, aunque seguramente le espera un futuro muy prometedor y estará rodeada de muchas personas, por ahora se limita responder lo necesario, es un tanto introvertida. Su voz, suave, dulce, casi que angelical, es el complemento perfecto para Eddie Stofe. Ella toda su vida se ha dedicado a la música y en 2017 decidió estudiar en la Institución Universitaria Bellas Artes y Ciencias de Bolívar (UNIBAC). Ahí pertenece a dos coros que lideran unos profesores suyos.

Eddie estudió Comunicación Social, pero se define a sí mismo como “un artista que nació, creció y vive en el arte”. Desde que se despierta está pensando en qué crear, qué pintar, qué escribir, qué fotografiar. Aunque esté en actividades que él llamó “extracurriculares”, es decir, que no son arte, todo el tiempo está en “modo artista”.

Ambos se conocieron a principio de año y, a pesar de lo reservado que es Eddie con sus proyectos, reconoció el talento artístico y personal de Maricela y la invitó a trabajar con él.

Describen el conocerse como algo profético. Encontraron mucha empatía artística y sus voces “encajaban”. Eddie estaba muy interesado en iniciar su proyecto, pero no quería hacerlo solo. No porque no se sintiera capaz, sino porque sentía que necesitaba la voz de una mujer para que su proyecto se realizara como él quería.

Cosmonautas y Mi cielo

Mi cielo es una canción, un proyecto que iniciaron a principios de este año. Decidieron llevarlo a cabo procurando enviar un mensaje real de amor y de esperanza a toda la juventud que de alguna u otra manera está perdiendo el enfoque de lo realmente importante.

“Estamos en una sociedad en la que nuestra juventud está desenfocada, no sabe lo que quiere. Y al no saber lo que quiere, termina estando en lugares en los que no quiere estar, con personas con las que no quiere estar”, comenta Eddie Stofe.

La canción busca brindarles a las personas un oasis, una salida. En donde en vez de encontrar agua, encontraran un lugar para recargar baterías. El fundamento de este proyecto es llegar a las personas que creen estar enamoradas de personas de las que realmente no lo están.

Esas personas están desenfocadas y no hallan el amor real. Algo puro, incondicional. Que no espera nada a cambio. 

Aquí puedes escuchar Mi Cielo

Cosmonautas es un álbum de corta duración que consta de cuatro canciones. Los cuatro sencillos son de ambos, las letras las han escrito entre los dos, la música también la han hecho entre los dos. “Nosotros nos dividimos todo. Somos 50/50. Maricela como es cantante, se dedica a todo lo que es la producción vocal. Todo lo que es arreglos de voz y yo me encargo de toda la parte musical. Toda la parte instrumental”, dice Eddie Stofe.

Aseguran que no esperan nada a cambio, algún tipo de retribución, que lo que hacen, lo hacen porque les apasiona y lo disfrutan, Con su talento buscan brindar la oportunidad de amar a alguien y de sentirse amado.

Dos artistas, un universo compartido

“Nos define la unidad. Todos estamos conectados, somos engranajes muy pequeñitos en un reloj muy grande que es el universo”, comentan.

Para ellos en la vida nada es junto, nada es revuelto, nada es solo: las cosas simplemente son. Unirse definitivamente haría que se pierda la identidad lo que cada uno es.

Por ahora son un proyecto en colaboración, pero cada uno es un individuo que tiene sus propios proyectos, sus metas y trabajos en progreso. Son artistas completamente individuales. Sin embargo, han elegido converger en esto que es Eddie Stofe y Maricela. Y a partir de eso hacer cosas, juntos pero no revueltos.

“Cuando yo conocí a Edgar estaba casi que en la nada. En el sentido de que no tenía metas, no tenía propósito. Él ha sido la persona que me ha guiado. Ahora veo mi vida de otra manera. Él me ha enseñado a soñar más. Y, precisamente, eso es mi cielo”, dice Maricela.

Eddie cuenta que Maricela lo ha enseñado a quererse más y a abrirse más a la gente: “Yo vivo en mi mundo con mis metas, mis proyectos, mis trabajos. Tengo como una adicción al trabajo. A través de ella he cambiado la forma de ver las cosas y confiar más en las personas”.

El próximo sencillo de estos artistas, “Sumergidos” se estrenará el 10 de julio.

Puedes leer: Simón Olano rompe el esquema de la música en Cartagena