El presidente Gustavo Petro apuntó que su administración está haciendo una revisión de los protocolos que estaban vigentes en el momento que se rompieron los diálogos con el ELN.

Ha manifestado que está elevando consultas diplomáticas para ratificar si las naciones que en ese momento participaban en la mesa aún están interesadas en ser garantes.

“Hasta ahora estamos en unos puntos suspensivos. Lo que hay en concreto es el deseo de continuar los procesos iniciados por el gobierno Santos y enriquecerlos (…) esperamos siga siendo un país garante en esos procesos de paz que están por reiniciarse”, indicó Petro, sobre Chile, quien se prestó para que su país fuera el lugar de los diálogos.

En ese catálogo está el cumplimiento del Acuerdo de Paz, la continuación de las conversaciones con el ELN y un eventual acercamiento con el Clan del Golfo.

El mandatario chileno ratificó la intención de su país de mantenerse como nación garante de la paz para cuando se reactiven las negociaciones con el ELN, un asunto que estuvo en la agenda de la vicepresidenta Francia Márquez durante su gira por el país previa a la posesión.

 

 

Fuente: El Colombiano