La discusión sobre el salario mínimo para el 2024 está alcanzando su punto álgido. La mesa de concertación se instalará el 28 de noviembre marcando el inicio de debates reales sobre el aumento.

Se han divulgado posiciones extraoficiales:

El Gobierno y sindicatos sugieren un alza de dos dígitos, considerando una inflación proyectada entre 9 % y 10 % para 2023. Aunque la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) advierte que superar un 9 % sería un error.

Gremios y empresarios, como la Asociación Nacional de Industriales (ANDI), piden esperar datos de productividad. Bruce Mac Master, presidente de la Andi, destaca la importancia de equilibrar el poder adquisitivo y la preservación del empleo.

Por otro lado, Oiver Pardo, director del Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana, se suma proponiendo un salario mínimo de 2 millones de pesos para 2024, bajo condiciones específicas.

– Estas incluyen que el empleado asuma la contribución a salud y pensión del empleador, eliminación de obligaciones como suministrar calzado y vestido, y la voluntariedad en la contribución a caja de compensación familiar.

Pardo señala que, con estas modificaciones, el aumento no superaría el 12 % para 2024, alineándose con la inflación proyectada. Destaca que su propuesta no afectaría la generación de empleo formal al trasladar al empleado la mayoría de costos y contribuciones, transparentando el salario mínimo.