La Sala Plena de la Corte Constitucional tumbó  la «ley de SOAT» de 2021 que permitía a las personas contar con un tiempo adicional para renovar su licencia.

El alto tribunal señaló que el artículo 11 de la Ley 2161 de 2021 es inconstitucional porque viola el principio de consecutividad e identidad flexible.

El artículo que fue derogado suspendía, hasta por dos años, el vencimiento de las licencias de conducción que expiraban entre el 1 y el 31 de enero de 2022.

Esta ley había sido aprobada con el fin de evitar un colapso en la renovación de pases como el que se vivió en 2014.

Sin embargo, la Corte determinó que el artículo no tiene ningún tipo de relación con el objetivo de la ley en el que fue incluido, el cual se expone en el artículo 1 como evitar la evasión en la adquisición del SOAT y promover su tenencia entre los conductores en el país.

Por esta razón, el artículo 11 de la «ley de SOAT» fue considerado inconstitucional.

A pesar de que la decisión fue unánime, el alto tribunal difirió los efectos de su decisión, que solo empezará a regir después del 20 de junio de 2023.