Las autoridades colombianas y paraguayas siguen investigando el asesinato del fiscal paraguayo Marcelo Pecci, ocurrido el 10 de mayo en playas de Cartagena.

En recientes declaraciones, la Fiscalía General aseguró que ya identificaron a los autores materiales e intelectuales del asesinato del fiscal.

Una de las hipótesis de la Fiscalía indica que miembros del Clan del Golfo recibieron órdenes de matar al fiscal paraguayo.

Junto a esa organización, estarían involucrados en el complot carteles de Medellín y organizaciones ilegales paraguayas, teniendo como objetivo terminar con la vida del fiscal, quien fue símbolo de la lucha contra el crimen organizado y el narcotráfico en Paraguay.

Hasta el momento, se cree que el asesinato se habría dado a modo de retaliación por varios procesos a cargo de Pecci y alguna ordenes de extinción de dominio a varios narcotraficantes de ese país.

Se especula que también la organización terrorista Hezbollah, con el apoyo de la mafia brasilera, habría planeado el asesinato.