“Amigos imaginarios”, es un colectivo de promoción y animación de lectura que trabaja con niños y niñas, adolescentes, jóvenes y adultos mayores. Los talleres literarios y creativos son la principal herramienta metodologica que utilizan para crear espacios de encuentro con la cultura, la lectura y el arte, a através del diálogo con otros lenguajes como la danza, el teatro, el juego y las artes plasticas.

 

 

Recortes para teatro de sombras // Foto: Ruby Villarreal

“Amigos imaginarios”, es una apuesta a crear en las personas una conciencia hacia la lectura, educar a una ciudad sobre la importancia y lo trascendental de leer. Abrir todos esos imaginarios, soñar y hacer todo realidad, pues la lectura es un puente hacia el avance, en generar mejores oportunidades.

Laura Puello, Vanesa Araújo y Fabio Gallo, son quienes lideran este colectivo literario, que surgió cuando estudiaban lingüística y literatura en la Universidad de Cartagena. Desde entonces se convirtió en una pasión, llevándolos a realizar su trabajo de grado en literatura infantil, el cual les ha permitido llegar a más población, para instruir a más personas por medio de la lectura.

 

Fabio Gallo, líder de “Amigos imaginarios” // Foto: Ruby Villarreal

Este colectivo toma espacios donde la cultura predomine, como son los museos y bibliotecas, para realizar alianzas. Y por medio de estos proyectos, ir a las diferentes comunidades vulnerables de la ciudad e incentivar por medio de la lectura y expresiones artísticas.

Utilizan como metodología los talleres, donde los niños y niñas trabajan con las lecturas, en la interpretación; además de tratar de exaltar sus talentos por medio de las diferentes expresiones artísticas, ayudándolos a desenvolverse, a expresarse adecuadamente y sobre todo en tomar la lectura como parte de su día a día.

Creación de recortes para teatro de sombras. // Foto: Ruby Villarreal

Por otro lado, el trabajo con jóvenes, adolecentes y adultos mayores, va más enfocado en la memoria, historia de vida; recolectar la historia de los barrios, sin dejar la lectura que es lo primordial para este colectivo, que a pesar de tener más edad, tienen apatía por la lectura, puesto que no se les enseñó desde pequeños la importancia de leer.

Educar por medio de la lectura es una de la mejores forma de incentivar a las personas a crecer profesionalmente, a una movilidad social, crear nuevas perspectivas y formas de pensar diferentes. Esto es lo que busca “amigos imaginarios, crear conciencia literaria y que sean cada vez más personas que se suman a la importancia de la lectura.

Este colectivo de lectura, se encuentra en las diferentes redes sociales como “amigos imaginarios”, ahí publican todos los encuentros y horarios donde se realizan los talleres.

Por: María Angélica Villa