Por: Andrés Pájaro 

Sheila Salazar Rodríguez, fue atropellada a horas del medio día por una ambulancia en el carril exclusivo de Transcaribe. Una presunta imprudencia por parte de la menor de edad fue la causante de su desgracia.

El hecho sucedió en el Pie de la Popa cuando la joven intentaba cruzar la avenida y no contó con que la ambulancia venía a alta velocidad por el carril de Transcaribe. La ambulancia iba en sentido hacía el centro, pero la menor había cruzado por una zona no peatonal y no se percató del vehículo, a pesar de que el conductor frenó e intentó evitar chocarla, no pudo hacerlo.

Sheila sufrió heridas leves y unas raspaduras en sus brazos y hombros. En medio del desespero y la angustia, el mismo conductor de la ambulancia la subió al vehículo y la llevó a la clínica San José de Torices donde se encuentra estable y recuperándose.

El centro de control de operaciones de Transcaribe, dice que no hubo reporte alguno de la ambulancia para transitar por los carriles. El conductor expresó que tomó los carriles exclusivos del sistema, porque el paciente que llevaba comenzó a convulsionar y necesitaba atención rápida.

Sin embargo, el vehículo fue inmovilizado por no avisar y es materia de investigación por parte de las autoridades.