El presidente de la Red de Veedurías de Colombia (RedVer), Pablo Bustos, lanzó una alerta roja sobre la presencia de Covid-19 en la Cárcel de Sabanalarga, luego de que se diera un traslado de 14 reclusos provenientes de Corozal (Sucre) el pasado 8 de octubre.

De acuerdo con Bustos, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), realizó el traslado violando los protocolos de salubridad, poniendo en riesgo a internos que tienen enfermedades catastróficas como diabetes, hipertensión y enfermedades coronarias. “Lo grave es que después del traslado, se presentó un caso positivo de uno de los recién trasladados, por lo que se teme es que hayan más”, dijo el Veedor.

Así mismo, los internos de la cárcel de Sabanalarga enviaron una misiva a María Alexandra García Forero, directora de esa penitenciería, donde le solicitan actuar de manera prudente cuando se realicen este tipo de traslados respetando los protocolos de bioseguridad.

“Nosotros nos hemos mantenido en cuarentena durante más de siete meses y no ha habido un solo contacto de este terrible virus, por lo que queda claro que debido al mal manejo del Inpec, hoy quedamos expuestos”, dice un aparte de la misiva que envían los reclusos.

Por último, Pablo Bustos hizo un llamado a las autoridades penitenciarias para que adopten las medidas sanitarias en esa cárcel, así como a la Procuraduría y Defensoría de Pueblo para que hagan el acompañamiento del caso. “Es claro que la Red de Veedurías formulará las quejas del caso por tales irregularidades en los protocolos de bioseguridad”, dijo.