El gobierno distrital trabaja en varios frentes para poner fin al turismo sexual,  del que son víctimas decenas de niños y adolescentes en la ciudad, y a los demás delitos que vulneran la formación e integridad sexual de los menores.

En audiencia pública realizada por la Procuraduría General de la Nación, con la participación del Procurador General, Fernando Carrillo, la directora del ICBF, la directora de Unicef para Colombia y el Gobernador de Bolívar, el Alcalde (E) Sergio Londoño explicó la ruta de acción que el Distrito trazó para el tratamiento de la explotación sexual, basado en la vigilancia, prevención, atención y judicialización.

A través de la estrategia interinstitucional “La Muralla Soy Yo”, nacida en 2009, se han establecido acciones contra la explotación a través del turismo, donde no sólo la Policía y la Alcaldía trabajan en la prevención del delito, sino que en conjunto con los gremios turísticos, el apoyo de taxistas, masajistas, carperos, restaurantes se ha consolidado una cadena de denuncia y generación de alertas.

Dentro de los inconvenientes destacados por el mandatario se encuentran la falta de armonía entre las entidades que trabajan en pro de la erradicación del turismo sexual,  la propagación de ese turismo a través de redes sociales y la debilidad institucional que él como Alcalde número 8, 10, 11 y 12 de la ciudad demuestra la inestabilidad y la fragmentación de las políticas públicas.  Pero la mayor dificultad la tienen las víctimas, que están sometidas a un carrusel doloroso a través de un recorrido de sufrimientos ante entidades y autoridades que muchas veces los lleva a desistir de sus denuncias.

Con ocasión del compromiso por la prevención de delitos de esta índole, se solicitó a la Oficina de Control Disciplinario llevar hasta las últimas consecuencias la investigación contra un docente que embarazó a una estudiante de 13 años.