Desconocer los orígenes de Los Gaiteros De San Jacinto para adjudicarse un nombre, o un reconocimiento y pretender usurpar su identidad cultural, que es la historia viva de años de lucha por llevar en alto el orgullo del sentir de todos los san jacinteros (por ser herederos de estas raíces), es un agravio moral de alto grado, puesto que la historia misma ha demostrado el desarrollo y los cambios generacionales y al desconocer esto de forma intencional se le está faltando el respeto a los maestros de la gaita san jacintera y a sus familias de forma directa.

El despotismo con el que hoy actúan quienes estén delante, detrás o en medio del impulso de los gaiteros – a quienes en este comunicado histórico categorizaremos como “los no identificados” para efectos de claridad y diferencia con los auténticos y siempre vivos Gaiteros de San Jacinto – es verdaderamente aterrador que en estas últimas décadas personas mal intencionadas, han intentado conseguir a como dé lugar reconocimiento como los GAITEROS DE SAN JACINTO, pero no cualquier gaitero, lo que pretenden es usurpar la identidad cultural que labraron con tanto sacrificio los pilares humanos de LOS GAITEROS DE SAN JACINTO; personas alejadas de la confianza de los maestros de la gaita, y fuera de órbita totalmente del concepto musical y encargo que le dejaron los maestros a sus verdaderos discípulos hoy empañan el legado musical de la gaita san jacintera.

Para tener en cuenta esta historia lamentable que a continuación será descrita, Los Gaiteros De San Jacinto (entiéndase como Fredys Arrieta, Rafael Castro, Juan Fernández Polo, Manuel Antonio García, Joaquín Nicolás Hernández, Joche Plata, Rafael Y Adolfo Rodríguez, Gualber J. Rodríguez, Pascual Castro, Catalino Parra, Toño Fernández entre muchas familias más, entre ellos los Yepes Dionisio Y Orlando Yepes así como Francis Lara, son herederos y otros grandes pilares de la música de gaita San jacintera; esa que actualmente han querido alejar de los medios y desaparecer de la historia cultural, para que personas que se autodenominan Directores y Gaiteros de san Jacinto obtengan reconocimiento sobre el trabajo que la verdadera agrupación realizo a fuerza de incomodidades, incredulidades, de necesidades físicas y cualquier sin número de inconvenientes a los que se sobrepusieron para que hoy la Gaita San Jacintera sea reconocida a nivel mundial y valorada de la manera en que se ha hecho.

La agrupación base de los Gaiteros de San Jacinto de diferentes generaciones descrita anteriormente, son quienes desataron una lucha contra todo pronóstico para llevar la gaita san jacintera hasta donde hoy está; ese ha sido su mérito, su orgullo y  el legado de las familias que hoy por desgracia o por desventura no cuentan con la presencia de estos magníficos Gaiteros quienes fueron la historia viva, y que hoy se ve amenazada puesto que algunas personas que un día fueron parte de la agrupación y que su representación en el grupo fue aleatoria y muy limitada pretende apropiarse y degenerar toda una cultura.

En el 2007 la agrupación ganó un Latin Grammy por mejor álbum folclórico “Un Fuego De Sangre Pura”, siendo los ganadores: Fredys Arrieta, Rafael Castro, Juan  Fernández, Manuel Antonio García, Joaquín Nicolás Hernández, Joche Plata, Gualber  Rodríguez y Gabriel Torregrosa Romero. Cabe aclarar que es esta la generación que hizo parte de la historia en la etapa del Grammy y contaba con el respaldo y autorización de los maestros, pero también es bueno precisar que el señor Gabriel Torregrosa Romero fue invitado cómo apoyo y reemplazo dado a que el maestro Juan Fernández Polo, miembro de planta a quien le correspondía realizar la grabación, se encontraba en Brasil y se incluyó posteriormente.

Nicolás Hernández (Q.E.P.D), estuvo en la dirección de los Gaiteros de San Jacinto y fue el segundo director de la agrupación en la cronología de la historia de la agrupación. Por razones de salud, en el año desde 1998 trabajaba de la mano de Fredys Arrieta quien era el director encargado o de respaldo por si el maestro Nicolás necesitaba resolver sus quebrantos de salud. En el año 2000 y luego de la presentación en el teatro Colsubsidio bien documentada por el periódico el tiempo bajo el nombre “Parranda Caribe” Es que de forma oficial Fredys Arrieta queda a cargo totalmente de la agrupación. Es por esta razón que para la gira de Estados Unidos en el 2003 dónde se graba el álbum “Un fuego de Sangre Pura” era Fredys el director y bajó la línea de Nicolás se emprendió una red de colaboración para lograr seguir impulsando esta grabación con personas cómo Alexandra Posada (Directora ejecutiva de la producción y de la gira) e Iván Benavides y Fabio Forero que coordinaba la parte en Colombia cómo bien se indica en los créditos del cd.

Es curioso que durante este tiempo, el señor Gabriel Torregrosa se haya hecho llamar el director de los Gaiteros de San Jacinto, y más curioso aún, son las situaciones que a continuación se harán saber de forma pública. Los Gaiteros de San Jacinto que están con vida se encuentran abandonados por los “no identificados”,  aún cuando usan de manera indebida y arbitraria el nombre del grupo de gaita para lucrarse. Los “no identificados” se hacen llamar y se presentan como los ganadores del Grammy 2007, siendo esta una información falsa. Con todo lo que eso implica, los “no identificados” desconocen a las familias de los gaiteros y actúan a sus espaldas, abusando de la condición de desconocimiento en temas legales que existe entre las familias de los gaiteros y omitiendo información que legalmente les corresponde saber a estas, una prueba de esto es el registro de la marca sin consenso y sin avisarle a la agrupación en la que acogieron al señor Torregrosa “LOS GAITEROS DE SAN JACINTO”, misma de la que hoy este señor se autodenomina Director; hacen negocio con la construcción cultural de otros y usan de forma indebida su nombre; además, se lucran del nombre y todo lo que representa ser Gaitero de San Jacinto, sin tener en consideración todos los derechos que puedan tener los Gaiteros de san Jacinto y sus familias.

La mala fe con la que actúan los “no identificados” es tal, que los señores Rafael Antonio Castro Fernández, Yeison  Andrés Landero Castellar, Wilson Rafael Fontalvo Castellar, y Gabriel Eduardo Torregrosa Romero promovieron un registro de “LOS GAITEROS DE SAN JACINTO” como marca ante la Superintendencia de industria y comercio, y que se encuentra registrado en esta entidad bajo el expediente SD2019/0031130, y que el día 14 de octubre de 2020 fue negada por la SIC, bajo el reconocimiento de la existencia de una agrupación real y prestigiosa llamada LOS GAITEROS DE SAN JACINTO, que es la que hoy se pretende defender por todos los medios habilitados legales y mediante los medios de comunicación masiva ante quien pretenda deslegitimar la historia y trayectoria de quienes nos dejaron por herencia la Gaita y su cultura. A dicho registro le fueron presentadas las oposiciones correspondientes, a razón del total desacuerdo que existe con esta actuación ruin por parte de estas personas, oposición que fue presentada mediante el actual apoderado de la agrupación Fredys Arrieta; además de esto, la familia de NICOLAS HERNANDEZ, en virtud de los derechos que les corresponden sobre la titularidad de la agrupación por medio de  su difunto padre, y en uso del mismo hasta tanto se solucione la sucesión correspondiente, toma las riendas de la administración de los bienes y derechos legales a que haya lugar, por lo que a falta del Director de la agrupación Gaiteros de San Jacinto (llámese Joaquín Nicolás Hernández), la familia Hernández legitima y reconoce su calidad apoderado en los temas relacionados con los Gaiteros de San Jacinto al señor Fredys Arrieta.

En razón de las pretensiones de los “no identificados” y dejando ver el descontento que tiene la agrupación original por esta desfachatez de registrar una marca con el nombre de “Los Gaiteros de San Jacinto”, el señor Pascual Castro, miembro de Los auténticos gaiteros de San Jacinto en una entrevista que le realizó al Canal Uno expresa su descontento: “Si registran la marca se formaría una guerra grande en San Jacinto, la gaita es de todos, es el legado de nuestros ancestros”. Además de reconocer que los desconocidos, han tocado con su nombre y sin autorización alguna; Catalino Parra (Q.E.P.D) expreso en su momento “No estoy de acuerdo que la nueva generación se aproveche del nombre” RAMON RODRIGUEZ, músico importante de la gaita en san Jacinto también dio sus declaraciones y no estuve de acuerdo con esta gestión que atropella los derechos de todos los gaiteros y habitantes de san Jacinto.

Con la actual nominación a “los gaiteros de san Jacinto” habría que preguntarse ¿a quien correspondería el galardón de un grupo nominado a un premio importante, si quienes de manera arbitraria han tomado una identidad cultual que no les corresponde ni moral ni legalmente están incurriendo en violación de la ley como será probado en los procesos abiertos en su contra ante la SIC?. La familia Hernández y la base descrita de los Gaiteros del Grammy Latino 2007 lamenta y rechaza enfáticamente la publicación hecha por “Llorona Records” dónde de forma irresponsable y abusiva se dice que John Jaider Fuentes (QEPD) fue delegado por Nicolás Hernández cómo machero de la agrupación, información que es totalmente falsa y desconoce a la generación de Un fuego de Sangre Pura dónde sus alumnos interpretaban el macho junto a Nicolás; de la misma forma rechaza todos los comunicados realizados mediante la página de Facebook “los gaiteros de san Jacinto”, puesto que son falsos en su totalidad y desdibuja la realidad de la agrupación LOS GAITEROS DE SAN JACINTO

Este es un relato para que la opinión publica sepa la situación real de las familias, de los integrantes históricos y quienes le dieron vida a la Gaita dicho por el mismo Toño García en la entrevista de CUNYTV en Nueva York en el 2008 junto a Fredys Arrieta, y que hoy su persona y humanidad están siendo usados como un trampolín y quienes lo usan no le dan el verdadero respeto que se merece este Icono de la Gaita.

Estamos en pie de lucha y no vamos a descansar hasta que la cultura regrese de la misma forma en la que ha sido siempre, lejos de ser permisiva con inventos desacordes a sus ritmos y fiel a sus raíces indígenas, asumimos este compromiso con amor por nuestros viejos, por nuestra cultura y por nuestras familias, asumimos este compromiso por todos, porque de eso se trata esto; preservar y prolongar lo que nos han dejado “LOS GAITEROS DE SAN JACINTO”.