Una vez más, la alcaldía muestra su apatía hacia el progreso deportivo de la ciudad y le hace ver a los cartageneros cuáles son sus ‘únicas’ prioridades.

Con la vaga excusa de la necesidad de espacios y la falta de estos, la alcaldía ha decidido emplear el coliseo de combate y gimnasia para realizar los escrutinios.

Esta ya seria la tercera vez que el coliseo se ve obligado a cerrar sus puertas a los deportistas en el presente año. Está predispuesto que desde el 4 de marzo hasta el 21 de junio se cierre nuevamente por asuntos políticos ajenos a los deportistas.

El Coliseo de combate es un escenario importantísimo para el deporte local y epicentro de múltiples disciplinas como: Gimnasia, Bádminton, Balonmano, Judo, Taekwondo, Karate, Lucha, Levantamiento de pesas, Tiro con arco; disciplinas para deportistas con discapacidad: Voleibol sentado y baloncesto sobre ruedas; otras disciplinas como el parkour, entre otras.

El Ider ya se manifestó y designó otros espacios para que se trasladen los deportistas y puedan seguir con sus entrenamientos; sin embargo, tres Ligas han rechazado la propuesta por la imposibilidad de transportar sus implementos. Estas ligas son Gimnasia, Taekwondo y Karate; deportes que necesitan una adecuada preparación para los múltiples torneos próximos a disputarse y, sin un escenario disponible, esta preparación no solo seria afectada, sino imposible.

Como quien dice, los deportistas “se van a joder”.

Todos estamos expectantes de cómo pueda pronunciarse el Ider y qué contrapesos pueda ponerle en la mesa a una alcaldía que hace rato nos está diciendo, y vendiéndole al país, la idea de que “a Cartagena no le interesa el deporte”.