COMO ALIADO ESTRATÉGICO EN LA RECONSTRUCCIÓN DEL TEJIDO SOCIAL

La alcaldesa de María La Baja, Raquel Victoria Sierra Cassiani, aprovechó el último consejo de seguridad adelantado en el municipio, en la que asistieron efectivos de la Policía Nacional, Sijin, Sipol, secretario de Gobierno, Comisaría de Familia, Personero y miembros de la Infantería de Marina, para conocer las acciones y hechos que en materia de seguridad aquejan el territorio y poner en conocimiento de las autoridades el apoyo que brindará la red de jóvenes en riesgo para consolidar una paz verdadera, duradera y sostenible, en un municipio que ha sido golpeado en el otrora por el flagelo de la violencia.

Uno de los hechos más relevantes de la jornada de trabajo, lo constituye el informe de la Policía Nacional que a diario hace presencia en el corregimiento de Retiro Nuevo, el cual, aseguran que los jóvenes que ayer correteaban y se enfrentaban a los uniformados por cualquier delito, hoy presentan una actitud diferente frente a la situación y relación de convivencia que hace armoniosa la vida en dicha localidad.“Hemos invitado a 17 chicos  en representación de los jóvenes en riesgo de los 14 corregimientos y cabecera municipal, para conocer de cerca sus intenciones y ratificarles que a través de la Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria -UMATA, trabajamos en la estructuración de proyectos y programas agroindustriales, pecuarios, forestales y pesqueros, que les permitirá mejorar sus condiciones de vida, de tal manera que se conviertan en agentes de paz para el municipio”, dijo la alcaldesa.

La primera autoridad del municipio, aseveró, que de esta manera también se contribuye a la reconstrucción del tejido social, “son adolescentes que nunca pensaron en trabajar, ni siquiera pensaban en sus familias, pero que, con el apoyo de un equipo interdisciplinario conformado por Trabajadores Sociales, Psicólogas, Psicorientadores, hemos notado un cambio significativo en la actitud de los muchachos, un hecho visible que todo el pueblo lo ha sentido”, precisó.

“Me he comprometido a liderar y consolidar políticas públicas para nuestros jóvenes, entendiendo que son una población creciente y hacen parte del ciclo vital. Cuando trabajamos por la juventud, sabemos que lo hacemos como un instrumento de referencia técnica y política que nos permitirá en el mañana tomar decisiones y acciones en pro del desarrollo juvenil en nuestro territorio”, indicó, Sierra Cassiani.

La alcaldesa asegura, que su alto compromiso social con el municipio de María La Baja, se verá cristalizado en obras de gran impacto para la gente, que van desde el mejoramiento de sus vías terciarias y principales, hasta la puesta en marcha del programa que busca mejorar las cocinas de los hogares, “seguiremos trabajando muy cerca de la gente y sus comunidades, intercambiando ideas, para alcanzar soluciones de fondo y que entiendan que mi gobierno “María La Baja Primero en Victoria” es un gobierno de puertas abiertas”, detalló.

“Para sacar este municipio adelante necesitamos del concurso de toda la sociedad, del estado, del gobierno departamental, de las organizaciones, de la empresa, de la industria. María La Baja aún no se recupera de aquella horrible madrugada del 10 de marzo del año 2000 en la que un grupo armado al mando del paramilitar Rodrigo Mercado Pelufo, alias “Cadena”, irrumpieron la tranquilidad de 300 campesinos, amigos y familiares de Mampuján, que 20 años después de la tragedia reclaman acciones de justicia y reparación integral”, subrayó.

Actualmente y mediante el proyecto “María La Baja Territorio de Paz para la Inclusión y Reinserción Social” la administración trabaja de la mano con 289 jóvenes, entendiendo que la adolescencia temprana ofrece oportunidades para el crecimiento, no sólo en las dimensiones físicas, sino también en competencia cognitiva y social, autonomía, autoestima e identidad de los corregimientos de San Pablo, Majagua, Chumbum, Retiro Nuevo, Los Bellos, Colú y Mercado, sector la Machina.