La Secretaría de ambiente de Bogotá en coordinación con la Corporación Autónoma Regional del Canal del Dique -CARDIQUE-, realizó la restitución del material oceánico proveniente de la capital del país. Lo anterior como resultado de los operativos de control adelantados en comercios y establecimientos que venden estos subproductos, con fines de uso artesanal y decorativo, sin los permisos reglamentarios.

La reintroducción de este material en aguas cartageneras permite reactivar el ciclo de minerales en el ecosistema marino. Esta función es elemental para la conservación de moluscos y corales que cada vez soportan más presión debido a la extracción que se realiza para el tráfico ilegal.

Como parte de la estrategia ‘Libres y En Casa’ también se liberaron en su medio natural hicoteas, iguanas y cotorras, especies de la fauna silvestre propias de la región Caribe. Cabe mencionar la imprudencia e irresponsabilidad de los ciudadanos captan y transportan a estas especies fuera de su hábitat para ser comercializadas como mascotas.

“Estos animales víctimas del tráfico de fauna silvestre han pasado por procesos de rehabilitación para poder llegar hasta este punto de liberación, donde hemos liberado más de 100 animales”, puntualizó Carolina Urrutia, Secretaria de Ambiente de Bogotá.

Angelo Bacci Hernández, director de CARDIQUE, indicó que estas acciones interinstitucionales se suman al llamado a la ciudadanía que viene adelantado corporación por la conservación de los ecosistemas y las especies fauna silvestre.

“Seguiremos apoyándonos como Sistema Nacional Ambiental en trabajos de articulación buscando beneficios para la conservación y preservación de los recursos naturales. Estos son ejemplos de cooperación interinstitucional para encontrar mejores resultados”, puntualizó Bacci.