“Si Caracas me dio la vida, Cartagena me dio la gloria”, Simón Bolívar.

Por Álvaro Morales de León

Hoy sábado 17 de diciembre de 2022 recordamos 192 años de la partida del Libertador Simón Bolívar cuando apenas contaba con la temprana edad de 47 años; y sucedía el lamentable hecho aquel viernes 17 de diciembre de 1830, fecha en la que fue llamado de este mundo desde la Quinta de San Pedro Alejandrino, en la costera ciudad de Santa Marta, en Colombia por causa de Tuberculosis y Fiebre Tifoidea, según está registrado

El Libertador entregó su vida rodeado de amigos, familiares, del Notario José Catalino Noguera, de su mayordomo José Palacios y de su médico, el doctor Próspero Reverend, hacía ocho años, en 1822, en Quito, había conocido a la ecuatoriana Manuelita Saenz.

Había nacido en Caracas, Venezuela, el 24 de julio de 1783 y con el nombre de Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Palacios y Blanco lo bautizaron sus padres José Vicente Bolívar Ponte y Concepción Palacios y Blanco.

Con escasos 19 años, o sea, en el año 1802, en Madrid, donde estudiaba, contrajo matrimonio con María Teresa Rodríguez, quien fallece de paludismo al año siguiente, en 1803, lo que emotivamente afectó al Libertador.

Bolívar, a quien se le conoció como “El Libertador de América”, lucho desde temprana edad y por más de 20 años contra la Corona Española para darle libertad a cinco naciones: Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia, dejando impreso su sueño de formar una gran confederación que uniera todas las antiguas colonias españolas de América, sueño aún pendiente por cumplirse.

Como militar y político Bolívar siempre expresó con normas, decretos y frases célebres su pensamiento sobre la libertad, la justicia, la integridad y la transparencia en el ejercicio de lo público, frases, decretos y normas que parecieran que cada día cobran más vigencia en los tiempos actuales.

El 2 de febrero de1824 el General Simón Bolívar, Dictador plenipotenciario del Perú y Presidente de Colombia decretó la pena de muerte para todos los funcionarios públicos que hayan “malversado o tomado para sí” parte de los fondos de la nación, medida que tomó con el fin de reducir el mal de la corrupción en la entonces Gran Colombia.

También dijo: “El verdadero amigo del gobernante es aquel que se atreve a decirle la verdad” y también dijo: “La unión debe salvarnos, como también nos destruirá la división si llega a introducirse entre nosotros”.

¿Y qué tal esta? “Maldito sea el soldado que vuelva las armas contra su pueblo”.

Y esta otra: “Nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo a un mismo ciudadano en el poder”.

Y esta última: “La educación e instrucción son el principio más seguro de la felicidad general y la más sólida base de la libertad de los pueblos”

Finalmente, he aquí entonces el respeto que el presidente Petro le tiene al Libertador Simón Bolívar como lo demostró el día de su posesión con el simbolismo de la espada; espada que en otrora, el 17 de enero de 1974, el movimiento insurgente M-19 tomó como símbolo de su ideología contra la corrupción y los malos gobiernos de Colombia.