Después de conocer el fallo de la Corte Constitucional sobre la prohibición de la pesca deportiva en Colombia, la comunidad de la pesca deportiva del país ha manifestado su preocupación ante las consecuencias que esta decisión tendrá en materia socioeconómica y ambiental en las diferentes regiones.

➡️La pesca deportiva agrupa a múltiples actores que hacen parte de esta práctica y que aportan desde su actividad a la consolidación de proyectos de desarrollo sostenible en regiones alejadas del país. Es así como comunidades locales, pescadores, operadores turísticos y operadores logísticos se unen para crear las condiciones necesarias para desarrollar esta actividad en uno de los países más biodiversos del mundo.

🚨 Frente a la prohibición basada en la sentencia y los daños que puede causar la pesca deportiva en los ecosistemas, la WWF radicó ante la Corte Constitucional un escrito de Amicus Curiae, una figura legal que es utilizada con frecuencia por la Corte para decidir acerca de la constitucionalidad de las leyes, solicitando opiniones a universidades, juristas reconocidos, instituciones de derecho público y particulares.

En el documento radicado por la organización es claro el papel que juega la pesca deportiva en el desarrollo de proyectos productivos amigables con el medio ambiente en zonas que han sido afectadas por el conflicto armado y las graves consecuencias que traería la prohibición de esta actividad, que es una alternativa legal que han encontrado las diferentes comunidades para su sustento.

🐟El texto ha sido bien recibido por las comunidades y operadores que viven de la pesca deportiva en el país, porque es un concepto que cuenta con todo el sustento técnico y jurídico para mostrar la difícil situación en la que quedarían las comunidades locales si la decisión de la corte queda en pie. Como lo establece la Ley 2268 de 2022, es necesario promover la defensa del medio ambiente sin afectar el derecho al trabajo, así como la seguridad alimentaria y nutricional de las comunidades.