En los últimos meses, en la Región Caribe del país se han presentado fuertes temperaturas, las cuales superan los 32° con sensación térmica de hasta 40°. Estas pueden ocasionar graves consecuencias, tales como: daño cerebral y la muerte, además de generar en las personas síntomas como: dolores de cabeza, fatiga, debilidad, mareos, náuseas, estrés y desorientación. Siendo un completo riesgo para la salud. 

¿Qué es un golpe de calor?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Mundial de Meteorología, la definición de golpe de calor se entiende como “un periodo inusualmente caliente, seco o húmedo de día o de noche, que se inicia y termina de forma abrupta con un impacto discernible en los seres humanos y los sistemas naturales”. Esto ocurre cuando el cuerpo se sobrecalienta debido a la exposición prolongada a las altas temperaturas sin protección y a la falta de hidratación. 

Los golpes de calor pueden afectar a la población en general y sobre todo a aquellos que no toman las medidas de protección adecuadas. La población más vulnerable ante está situación son los recién nacidos, niños, ancianos, personas en condición de discapacidad, personas con tratamiento médico.

Cinco recomendaciones para prevenir un golpe de calor: 

  1. Protegerse del sol: Es necesario proteger la piel usando protector solar, gafas de sol y sombreros con ala ancha. Estas medidas ayudan a reducir el riesgo de quemaduras solares.
  2. Lugares frescos: Se recomienda permanecer en lugares frescos, primordialmente en las horas más calurosas del día que suelen ser entre las 10:00 a.m. y las 4:00 p.m.
  3. Mantenerse hidratado: Las personas deben tomar agua a lo largo del día y evitar bebidas alcohólicas o con cafeína, debido a que pueden causar deshidratación.
  4. Vestuario adecuado: Se recomienda el uso de ropa ligera, colores claros y de tejidos transpirables.
  5. Prioriza el consumo de verduras y frutas: La alimentación también juega un papel importante para mitigar las afectaciones de los golpes de calor. Igualmente, disminuye el exceso de carbohidratos, comidas grasosas o con alto contenido de azúcar.

Para tener en cuenta:

El golpe de calor puede ser considerado una emergencia médica grave, si el paciente experimenta síntomas como confusión, convulsiones o perdida del conocimiento, por lo que es necesario hacerse ver de un médico de forma inmediata. 

Las personas que son deportistas y que practican actividades físicas intensas bajo el sol tienen un riesgo alto de golpe de calor, por lo que se hace necesario que se hidraten constantemente y descansen en lugares frescos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.