Un taxista de la ciudad de Barranquilla, identificado como Carlos Sánchez, desarmó y asesinó a dos atracadores que quisieron robarle tras hacerse pasar como pasajeros.

Los hechos se registraron este domingo, 27 de marzo, en en la carrera 6b con la calle 96A al suroccidente de la ciudad.

De acuerdo con el relato de Sánchez, dos jóvenes se subieron al taxi por una carrera. Uno de estos trató de intimidarlo con un arma de fuego para que le entregara el dinero que había ganado. El hombre reaccionó rápidamente y logró desarmar al delincuente, para luego dispararles con el arma.

El taxista huyó del lugar de los hechos, pero horas después se presentó ante la URI de la Fiscalía para entregar el arma homicida y ponerse a disposición de las autoridades.

Este martes, 29 de marzo, Sánchez quedó en libertad luego de que el fiscal asignado para el caso valorara su caso y considerara que no era necesario conducirlo ante un juez de control de garantías, pues había un «encuadramiento de legítima defensa».

Los presuntos asaltantes fueron identificados como Luis Alberto Jiménez González y Kevin José Coronado Archbold.

Las reacciones

El padre de uno de los jóvenes asesinados, Albert Coronado, manifestó que denunciará penalmente a Carlos Sánchez por calumnia contra su hijo, luego de que se conoció la decisión del fiscal.

Coronado aseguró que exigirá a las autoridades que investiguen a fondo el incidente, puesto que podría tratarse de un montaje.

El padre de Kevin Coronado cree que se trata de una rencilla entre víctima y victimario, debido a que estos se conocían.

Además, afirmó que hubo un segundo participante en el homicidio, quien podría tratarse del hermano de Sánchez.