Shakira  en representación de su fundación Pies descalzos, visitó el barrio Villas de Aranjuéz en Cartagena, para inaugurar la creación de un nuevo mega colegio, de la mano de la Fundación Mario Santo Domingo, Costa Crucero y Fondo de financiamiento de la infraestructura educativa.

La creación de este mega colegio busca dar solución a los problemas de escolaridad y transporte, que tienen las familias de aproximadamente 7000 niños que viven en este sector.

La secretaría de educación de Cartagena, Claudia Almeida Castillo, dio apertura al evento, resaltando la importancia que tienen estas alianzas en la ciudad, ya que mejoran de gran manera la calidad de vida de quienes habitan estos sectores. Además, excusó la ausencia del alcalde Pedrito Pereira, porque este se encuentra desarrollando una agenda paralela de transparencia y seguimiento a su gestión.

El director de la Fundación Santo Domingo, Pablo Obregón, habló sobre la labor que su fundación viene realizando en Ciudad Bicentenario, y como esperan que los trabajos que se adelantarán en Villas de Aranjuéz sean igual de favorecedores para la población que reside ahí. Destacó la importancia del trabajo social, no solo con la creación de un colegio, sino además con la creación de un centro de desarrollo infantil, que busca maximizar el impacto de la infraestructura construida.

El presidente de Costa Crucero conmovió con un emotivo discurso, en el que resaltó lo especial que es el momento en el que una iniciativa toma vida y más cuando esa iniciativa se trata de una escuela, ya que esta es una garantía de esperanza para los niños, ya que la educación es la herramienta más poderosa para cambiar la vida de las comunidades.

Shakira por su parte dijo “Cuando se construye una nueva escuela todo mejora. Una escuela de puertas abiertas puede transformar para bien las vidas, no solamente de los niños, sino también de sus familias, y de comunidades enteras. Quiero seguir atendiendo a más niños, y cuantos más niños mejor, para que cada niño colombiano tenga acceso a una educación de calidad, y no se quede ni uno solo por fuera. Mientras haya niños y niñas de bajos recursos, que no tienen y no reciben la misma educación que reciben niños en mejores condiciones de vida, no podemos hablar de un país en paz, no podemos hablar de un país en igualdad. Educar a nuestros niños tiene que ser nuestra prioridad, y ofrecer esa educación integral de calidad a todos los niños y niñas colombianos es el camino para la equidad en Colombia, Latinoamérica y el mundo”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotografía: Deyner Ariña.