La selección colombiana de futbol sub-20 jugaba el segundo partido del grupo A de la Copa del Mundo Polonia sub-20 ante el equipo africano Senegal. Sin ideas y ahogado por el gran planteamiento físico de los senegaleses, encontró la derrota en un marcador de 2 goles a 0 en el estadio Arena Lublin.

Con esperanzas de quedar primeros en el grupo de clasificación y pasar a la siguiente ronda de forma directa, la selección Colombia sub-20 se enfrentó a la primera del grupo, Senegal, equipo que quedó sub campeón en el campeonato africano y que venía a demostrar su valor en el mundial.

Primera mitad

Inician los primeros 45 minutos y el ambiente del partido ya demostraba los planteamientos tácticos de ambas selecciones. Por una parte, los cafeteros mostraban su capacidad de creación de juego con la tenencia de balón, por otro lado, los senegaleses se dedicaron a esperar en su campo y a ejercer una presión sobre su rival para forzar el error y contraatacar. Muy temprano en el partido, la estrategia de los africanos dio resultado a tan solo 7 minutos de juego y, gracias a la presión, logran recuperar la esférica y generar dos tiros de esquina rechazados por la defensa.

Colombia aprovecharía los pocos espacios que lograba generar y en un intento por lograr sorprender, Luis Sinisterra al minuto 9 ejecutaría un disparo fuera del área grande que terminaría en un córner a favor de los colombianos. Desde el tiro de esquina se generaría la primera jugada clara para los cafeteros, ya que aparecería en medio de los centrales senegaleses Andrés Reyes. Quien remataria el centro, pero el tanto sería evitado por el guardameta Dyali Ndiaye. 4 minutos más tarde Brayan Vera intentaría con un remate de media distancia que se va por encima de los tres palos.

Sin afán, Senegal se encerraba atrás y recuperaba rápidamente para generar un contragolpe letal contra la selección latinoamericana. Así, al minuto 15, Amadou Sagna, desbordaría por la banda y enviaría un centro con dirección al delantero Ibrahima Niane que remataría por una mala colocación de la defensa colombiana, pero el remate se iría sin peligro sobre el larguero. De esta manera los senegaleses avisaban lo que se vendría. Colombia se salvaría a los 21 minutos de juego gracias al VAR (Árbitro por Vídeo) ya que la combinación Sagna-Niane anotaría el primer gol del encuentro, pero sería anulado por fuera de juego.

Aunque la posesión del balón estaba a favor de los colombianos con un 62%, los senegaleses hacían más efectiva su posesión de 38%. En el minuto 32 y gracias a un desborde de Sagna, lograrían de nuevo tiro de esquina que se ejecutaría con rapidez, y que le llegaría a Niane el cual, por la mala reacción de la defensa, terminaría siendo derribado por Arroyo dentro del área pequeña. Siendo así marcada como pena máxima por el árbitro del partido. El penalti sería ejecutado por Niane que enviaría el balón al lado izquierdo del portero Kevin Mier. Él se lanzó al palo contrario del cobro, y de esta manera Senegal anotaba el 1 por 0 para irse arriba en el marcador.

Arturo Reyes solo podía ver como sus muchachos eran superados físicamente por los africanos, aunque intentó hacer cambios tácticos en la formación, ninguna dio resultado; a los 34 minutos vería como Souleymane Aw remataria desde fuera del área en dirección al ángulo y donde aparecería Mier para salvar a los cafeteros manteniéndolos así a solo un gol del empate. Con la esperanza de cambiar algo el DT Reyes decide, a los 40 minutos de juego, sacar a Andrés Perea y dar entrada a Johan Carbonero para contrarrestar la velocidad con la que jugaba el equipo senegalés; quienes decidieron quemar tiempo para que finalizara rápidamente la primera parte.

Segundo tiempo

La segunda mitad fue dominada en su totalidad por el equipo de Senegal.  Ellos crearon una jaula difícil de penetrar donde los jugadores colombianos no encontraban espacios para generar su estilo de juego pero que si se encontraban con 3 jugadores africanos marcándolos y evitando que pudiesen acercarse al arco. Colombia preparó otro cambio dando entrada Luis Sandoval por Iván Angulo, con la intención de tener un delantero fijo en el área para poder tener así una referencia clara en la delantera, ya que el Juan Camilo “El Cucho” Hernández era anulado rápidamente por la zaga defensiva y debía dejar su posición para encontrarse con el balón.

El tiempo se iba agotando y Senegal mantenía el completo control del juego, dándole la pelota a Colombia y forzándola a atacar para poder encontrar espacios y generar contragolpes. Por su parte Colombia no encontraba una idea de juego clara al son encontrar espacios donde poder mover el balón. En su intento por llegar al empate, Arturo Reyes decide en el minuto 74 sacar a “El Cucho” Hernández y dar entrada a Andrés Amaya para taponar un poco las salidas rápidas del equipo africano. Cambio que no tendría efecto en la velocidad de los senegaleses que encontrarían a los 80 minutos una nueva posibilidad de gol en donde Nian remataria de cabeza un centro enviado por Dionkou. Pero se encontraría con un muy atento Mier para sacar la pelota al tiro de esquina y evitar la caída de su arco por otra ocasión.

Selección Colombia Sub-20 | Cortesía

Selección Colombia Sub-20 | Cortesía

Colombia no lograba reaccionar y Senegal seguía llegando, hasta que a los 83 minutos de juego Andrés Reyes con la intención de evitar el avance de Ousseynou Niang que remplazó a Sagna en el minuto 41, cometería una falta dentro del área que sería marcado por el árbitro como una nueva pena máxima. De esta manera, Dion Lopy ubicaría el balón sobre el punto penal y marcaría el 2 por 0 a favor de los senegaleses, enviando el tiro al lado contrario del portero quien solo pudo observar como entraba la pelota.

El partido llegaría a su final y Colombia no encontraría la manera de penetrar la gran jaula que generó el equipo de Senegal. Además de la derrota, la selección cafetera se vio superada por completo, tanto en posicionamiento táctico como en eficiencia física situación que le costó cometer dos errores dentro del área y que se adelantara el equipo africano.

La polémica

En el inicio de segundo tiempo, producto de una de las pocas jugadas que genero la selección Colombia dentro del área grande “El Cucho” Hernández, logra entrar al área y es derribado por Djimou Cisse quien va en busca del hombre y no del balón. El árbitro no marca falta dentro del área a pesar de la insistencia de Hernández para que mirase el VAR. Esta jugada causó descontento dentro de los jugadores y afición colombiana ya que según el reglamento de la FIFA:

“malograr la oportunidad manifiesta de gol de un adversario que se dirige hacia la meta del jugador mediante una infracción sancionable con un tiro libre o penal”

Lo que más indignó la decisión del árbitro es que la jugada que no se señaló como penal, cuenta con similitudes al segundo penalti a favor de Senegal.

Lo siguiente en el calendario

El próximo encuentro que le espera a la Selección Colombia Sub-20 es frente al seleccionado de Thaití este miércoles 29 de mayo a la 1 de la tarde hora Colombia, allí la selección cafetera se jugará su posibilidad de pasar segundo en la clasificación y avanzar a la siguiente fase del mundial.

 

Por Emanuel Jiménez.