Luego de que el pasado lunes 10 de agosto, el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, informara que Empresas Públicas de Medellín (EPM) inició acciones legales por $9,9 billones contra los constructores, diseñadores, interventores y aseguradores de Hidroituango por la emergencia de 2018, ocho miembros de la junta directiva decidieron pasar su carta de renuncia.

Durante una reunión de la junta directiva de EPM, convocada, este martes 11 de agosto, por los miembros para conocer las razones por las cuales no se les hizo partícipes de la decisión de demandar a los consorcios involucrados en la emergencia del proyecto Hidroituango, el pleno de la junta, a través de una misiva enviada al alcalde Daniel Quintero, presentaron su renuncia.

Los miembros indican que si bien reconocen la necesidad de proteger el patrimonio de la empresa, la junta directiva no conoció ni participó en el análisis para adelantar las acciones legales contra contratistas y compañías de seguro del proyecto. “No conocemos que se hayan estructurado la matriz de riesgos para estas decisiones y sus correspondientes planes de mitigación”.

De acuerdo con la carta enviada a Quintero, los miembros, aseguran que les preocupa que no se vean las “buenas prácticas de gobierno corporativo que han caracterizado al grupo empresarial EPM”.

Así mismo, los ocho miembros de la junta, aseguran que el alcalde Quintero decidió presentar una propuesta de acuerdo al concejo de Medellín sin que fuera conocida por la junta directiva. “Es cierto que tanto en la comisión de empalme para el actual gobierno municipal, en el comité de estrategia e inversiones y en dos sesiones de junta, el tema se presentó a título informativo sin que mediara discusión sobre este asunto”.

Es por ello que en la carta de renuncia, los ocho integrantes señalan que se ven obligados a tomar la decisión luego del “reiterado desconocimiento a la junta directiva”.

Como respuesta, el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, publicó un trino sobre la decisión de la junta en el que asegura haber llamado a todos los miembros, agradeciéndoles sus servicios y aceptando su renuncia.

“He llamado a cada uno de los miembros de la Junta de EPM, les he agradecido sus servicios y aceptado su renuncia. EPM continuará con las acciones legales que le permitan recuperar los $9,9 billones de sobrecostos en Hidroituango”.

La junta directiva estaba integrada por Andrés Bernal, Oswaldo Gómez, Javier Gutiérrez (expresidente de Ecopetrol), Gabriel Maya, Manuel Mejía y Elena Rico. Y la completaban Luis Fernando Álvarez y Jesús Aristizábal, quienes habían sido delegados por el propio Quintero.