Jóvenes de Cartagena llevarán a cabo la iniciativa de cambio ‘La calle también es de nosotras’, la cual tiene como propósito abordar y transformar conductas asociadas al acoso sexual callejero y se materializará en cuatro actividades que vinculan a toda la ciudadanía. 

Por primera vez se realizarán talleres con mototaxis, así como se realizará una empapelatón, una sensibilización con medios y con mujeres durante el mes de febrero. “Esta estrategia busca transformar conductas de acoso sexual callejero practicado por conductores de vehículos mediante acciones pedagógicas de cultura ciudadana, que tengan como base que la calle debe ser un espacio seguro para las mujeres”, explica el equipo. 

Asimismo, comentan que se busca incidir en la Política Pública de la Mujer y Equidad de Género con el fin de dejar un producto para eliminar esa violencia. 

 

Es por ello que se realizarán cuatro actividades de alto impacto: 

 

  1. Talleres sobre experiencias de acoso sexual callejero dirigido a mujeres LBTQ+ (9 y 13 de febrero, en Caribe Afirmativo, barrio Alameda La Victoria)
  2. Taller dirigido a adolescentes y jóvenes (13, 14 y 15 de febrero, en la Fundación Julie, barrio Alcibia)
  3. Taller para 30 mototaxis (20 y 22 de febrero, en el mismo sitio) a quienes se les certificará como “mototaxi de confianza” para que mejoren sus ingresos y las mujeres los identifiquen como conductores seguros. 

Asimismo, los escogidos deberán cancelar una inscripción de $10.000 y, al final, se les entregará un chaleco, una ancheta y un certificado. Se adelantará una empapelatón en cuatro puntos de la ciudad (Los Cuatro Vientos, zonas aledañas a los centros comerciales La Castellana y La Plazuela, glorieta de La Esperanza y entrada de Las Gaviotas). 

Del mismo modo, se harán visitas a medios de comunicación para hacer sensibilización, difusión y ratificar su compromiso con los asuntos de género. 

“ ‘La calle también es de nosotras’ es una iniciativa que nace de las juventudes y de conversaciones entre mujeres por la importancia de exigir el goce efectivo del derecho a la ciudad, que en Cartagena se nos ha arrebatado. Por eso invitamos a toda la ciudadanía a que se sume a este sueño porque es importante reconocer el piropo callejero como una forma de violencia basada en el género”, agregan las jóvenes.

Cabe mencionar que este proyecto es realizado en el marco del programa Fellowship Internacional Colombia – Guatemala de la Fundación Mi Sangre y cuenta con el apoyo de la Fundación Julie, El Derecho a No Obedecer, entre otras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/bolivarense/public_html/wp-includes/functions.php on line 5373