Con la ilusión de tener casa propia, sus habitantes compraron en el proyecto Urbanización Mirador de Plan Parejo, en el Municipio de Turbaco, vendido sobre planos; sin embargo, luego de la entrega sus casas han presentado diferentes problemáticas, incluso, relacionadas con algunos incumplimientos por parte de la constructora.

Según lo planteado por los propietarios existen dificultades con la luz, el agua y la infraestructura de las propiedades, tales como: el hecho no poder prender dos electrodomésticos al mismo tiempo, porque se baja el voltaje, causando el daño de alguno de ellos. Adicionalmente, la constructora aún no ha entregado la urbanización a Electricaribe y por tanto, ni siquiera puede entrar el camión de la basura a recoger los desechos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Otro de los temas, es que en la promesa de compraventa decía que iban a tener el servicio del líquido vital permanente, y que además tendrían un alcantarillado y en caso de no tenerlo, sería un tanque a donde llegarían todas las aguas residuales y posteriormente sería Acualco S. A. quien las recogería, sin embargo, ellos expresan que nada de eso se ha cumplido.

“Tenemos una poza de 1 metro sesenta, por cada casa, hay casas donde viven hasta cinco personas, eso se puede rebosar, y por tanto, tener que pagar un costo adicional para que el camión recoja esa agua, así que hemos optado por no bañarnos todos en el baño, sino en el patio para que esa agua salga por el desagüe del agua lluvia a la calle” expresó habitante de la urbanización.

También hay casas donde el agua llega azul, desde el mes de Noviembre de 2018 y no han conseguido respuesta alguna de aquél color, pues la arquitecta del proyecto, Eileen Valencia, asegura que es un tema que le compete a la empresa prestadora del servicio, sin embargo, esta última, asegura que ellos no bombean agua azul y por tanto, es competencia de la constructora.

Andenes sin terminar o en malas condiciones. Casas con grietas y la falta de un muro de contención por la ubicación en las que están las casas y la altura con la que colindan, entre otras dificultades.

A raíz de toda esta situación, los habitantes han pasado varios derechos de petición a la constructora y se encuentran a la espera de respuesta.