Ricardo Puentes Polanía, exagente de tránsito de Neiva, fue condenado a ocho años de prisión por el delito de concusión por pedirle durante sus funciones como agente 50 mil de pesos a una conductora.

Exagente de tránsito de Neiva fue condenado a 8 años de prisión por pedirle 50 mil de pesos a una conductora.

La decisión del juez se debe a los hechos ocurridos el 24 de enero de 2015. Cuando la mujer, que se encontraba parqueada frente a un estacionamiento, le explicó que la placa de su vehículo estaba en trámite debido a que había sido hurtada de su motocicleta. Por lo que el agente de tránsito le objetó portar una placa falsa y le habría exigido 50 mil pesos para no inmovilizar el vehículo, además de retener sus documentos y citarla en otro sitio para que le entregara el dinero.

La mujer solicitó la ayuda de funcionarios de Gaula para que intervinieran en la situación. Fuentes de la Fiscalía, indican que la Secretaría de Movilidad indicó al funcionario que realizara la devolución de los documentos. Posteriormente, la mujer decidió presentar la denuncia en contra del agente, se llevaron las investigaciones correspondientes y se emitió la orden de captura.