Michael Cohen, ex abogado del presidente Trump, se declaró culpable este martes ante el Tribunal de New York por los delitos de fraude bancario, evasión fiscal y violación de las reglas de financiación de campaña electoral.

El ex abogado confirmó que había realizado acuerdos con la Fiscalía, en el que reconoció que había cometido los delitos antes mencionados y a su vez, hizo contribuciones corporativas ilegales a campañas electorales.

Asimismo, Cohen fue señalado de gestionar un acuerdo de confidencialidad en el 2016 con la actriz porno, Stormy Daniels, para que no revelara la supuesta relación íntima que tuvo con el actual presidente de los Estados Unidos a cambio de dinero. La admisión de culpabilidad se dio debido a los pagos que realizó a Daniels durante la campaña electoral de Trump.

Además, el exabogado admitió que actuó bajo la dirección del “candidato” y también para “influenciar la elección”.   

De esta manera, el juez destacó que los hechos cometidos por Cohen podrían ser penalizados alrededor de cinco años y tres meses de prisión.

Este hecho no fue el único que inquietó a las autoridades, puesto que en el pasado mes de abril agentes del FBI, encabezado por la fiscal especial Robet Mueller, realizaron una investigación en las oficinas de Cohen en New York para esclarecer la supuesta interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

No obstante, aún no se confirma que el exabogado de Trump actuó en favor de las autoridades para perjudicar al mandatario.

// Alexandra Santos