Debido a la falta de capital para trabajar, los dueños de los puestos del famoso portal de los dulces de Cartagena, no han podido reabrir la zona donde las cocadas, los enyucados, los caballitos, las conservitas de leche y otros dulces tradicionales, tienen una cita para deleitar a los turistas y habitantes de la ciudad.

Eso asegura Silvia Warnes, quien con 59 años de permanencia en el portal, expresa que no han retomado porque sus compañeras están a la espera de una ayuda del Distrito para surtir sus puestos, y no gestionaron los recursos de manera personal.

La vendedora subrayó que ella hizo un préstamo de 3 millones de pesos y está pagando intereses, con el fin de poder retomar su actividad económica, agregó “me parece injusto que quienes buscamos el dinero para abrir no podamos hacerlo porque ellas están esperando un apoyo de la Alcaldía que no llegará, y por eso no nos dejan abrir. Supuestamente esperan un documento del SENA pero ya tenemos permiso del alcalde”.

Hasta el momento, los puestos continúan cerrados, dejando un sin sabor en quienes tenían la esperanza de disfrutar uno de los dulces que se venden en el lugar, hoy, día que se había programado la reapertura de los puestos.