Las autoridades sanitarias de Estados Unidos ampliarán la vacunación contra la viruela del mono a los estados con alta tasa de casos.

La medida, anteriormente propuesta, se da gracias a la presión de los estados hacia el gobierno federal para liberar más dosis de la vacuna.

Esta nueva medida se centrará en: hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y parejas conocidas, y personas que piensen que podrían haber estado expuestas recientemente al virus como pareja anónima.

Actualmente las únicas personas que pueden ser vacunadas son aquellas con una exposición conocida.

Rochelle Walensky, directora de los CDC, manifestó qué “la vacunación después de la exposición, o el uso de vacunas para la profilaxis posterior a la exposición, tiene como objetivo reducir el riesgo de infectarse con el virus de la viruela del mono y luego enfermarse. La vacunación debe ocurrir dentro de las dos semanas de una posible exposición, y cuanto antes pueda vacunarse después de la exposición, mejor”.

Actualmente son 10 estados los que están en primer nivel de prioridad para las vacunas; el gobierno de Estados Unidos tiene 64.000 dosis de esta vacuna y dispondrá 56.000 dosis a los estados, en la fase uno de expansión.