El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció el día de hoy que Estados Unidos se retira del acuerdo nuclear con Irán.

En su discurso afirmó que no ha habido acción más peligrosa que la de Irán en su intento por dotarse de armas nucleares y aseguró que si permite que el acuerdo con Irán se mantenga pronto habrá una carrera armamentista nuclear en Oriente Medio. Además, advirtió que Teherán tendrá «grandes problemas» si se dota de una bomba nuclear.

Luego de la declaración televisada, Trump ocupó un pequeño escritorio donde firmó el documento que selló la ruptura de Washington con el acuerdo que la comunidad internacional preparó con Irán durante años de esfuerzos diplomáticos prolongados.

«Implementaremos sanciones económicas del más alto nivel. Cualquier nación que ayude a Irán en su búsqueda de armas nucleares también será sancionada fuertemente por Estados Unidos. No seremos rehenes de un chantaje nuclear», dijo Trump.

«En realidad, es un acuerdo horrible, unilateral, que no tuvo que haberse firmado nunca. No aporta calma. No aporta paz. Y nunca lo hará», aseguró el gobernante. Este acuerdo fue firmado con Teherán en 2015 por Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia, China (todas potencias nucleares) y Alemania, e implantaba mecanismos para evitar que Irán desarrolle arsenal nuclear.

Antes del informe de Trump, la Unión Europea expresó a Irán el apoyo de todos los países a la aplicación plena y efectiva del acuerdo, gesto que en la práctica aisló a Washington en su posición de ruptura.