El Departamento Administrativo de Tránsito y Transporte (DATT) estableció una agenda de compromisos con representantes de la Junta de Acción Comunal (JAC) y representantes de Bocagrande, Castillogrande y El Laguito, después de escuchar a la comunidad y revisar distintos temas que apunten a mejorar la movilidad en las vías del barrio.

Durante la reunión virtual, liderada por la directora del DATT, Sindry Camargo, y Janer Galván, subdirector Técnico y Operativo de la entidad, se abordaron temas como la optimización del flujo vehicular, las rutas de Transporte Público Colectivo (TPC) que transitan por el sector, y estudio técnico de viabilidad de reductores de velocidad.

Por parte de la comunidad, participaron en la conexión virtual, Jesús Puello Chamié, presidente de la JAC Castillogrande, Fabio Zapata y Natalia Pérez, miembros de la Junta, quienes manifestaron sus inquietudes y sugerencias a los funcionarios del organismo de tránsito.

Dentro de los compromisos acordados por el DATT, a partir de una alternativa propuesta por la comunidad, se definió la realización de una visita técnica en los próximos días para verificar las condiciones actuales de movilidad y optimizar el flujo vehicular, a través de un estudio que permita organizar los sentidos viales.

Con relación al TPC, representantes de la comunidad manifestaron varios inconvenientes con las rutas que no cumplen con los trazados. La entidad reafirmó su compromiso de continuar el ciclo de controles para regular el cumplimiento de los recorridos de la ruta Socorro – Bosque – Manga – Castillogrande.

Adicionalmente, se continuarán los operativos de control de ruido de fuentes móviles, en asocio con el Establecimiento Público Ambiental (EPA), para combatir la contaminación auditiva y la emisión de gases que generan este tipo de vehículos. Se acordó además, redoblar la verificación de las revisiones técnico mecánicas.

Otro de los objetivos de la visita técnica que cumplirá el DATT, será la de examinar la ubicación y estado actual de los reductores de velocidad, revisando la distancia que tienen los que están instalados en dichas vías.

Es importante enfatizar que las rutas que circulan en Bocagrande están autorizadas mediante actos administrativos, y la cancelación de las mismas está supeditada a decisiones que tome el sistema de transporte masivo de la ciudad.