Con una jornada de reacondicionamiento físico y aplicación de pruebas PCR, llevada a cabo este viernes en las playas de Bocagrande con el cuerpo de salvavidas de Cartagena, la Administración Distrital continúa preparándose para el plan piloto de reapertura de playas bioseguras en la ciudad.

En la jornada, los salvavidas del Distrito realizaron distintas actividades físicas y simulacros de rescate que les permitirán estar preparados para la reapertura de las playas. Además, han recibido una serie de capacitaciones por parte del Departamento Administrativo Distrital de Salud, DADIS, para cumplir con todos los protocolos de bioseguridad establecidos en la resolución 1538 del Ministerio de Salud, que dicta las medidas para la reapertura de playas.

“Los cartageneros pueden estar tranquilos y seguros porque el cuerpo de salvavidas está preparado. Hemos realizado capacitaciones y entrenamientos para garantizarles a los bañistas que estarán en una playa biosegura. Se les han practicado pruebas PCR a los salvavidas y a sus grupos familiares, y además, ya ellos conocen cuáles son las condiciones y limitaciones que impone el protocolo de reapertura de playas en caso de una emergencia, como la prohibición de realizar soporte boca a boca para evitar el contagio”, señaló Joel Barrios, comandante del cuerpo de bomberos de Cartagena, al cual están adscritos los salvavidas.

La aplicación de las pruebas PCR para detectar posibles casos de Covid-19 en el cuerpo de salvavidas y su grupo familiar va de la mano con el concepto de playas bioseguras que maneja la administración del Alcalde William Dau Chamat.

“Todo lo que vamos a cargar para el piloto de reapertura debe estar controlado. Hemos hecho los test de covid de forma masiva gracias al acompañamiento del DADIS, para cuando los vinculemos a los pilotos tengamos la certeza de que hay cero positivos”, explicó Jean Paul López Lugo, gerente de playas del Distrito.

Según López, la implementación del piloto de playas bioseguras va en un 90%. Ya se terminó el montaje en el sector de Playa Azul en La Boquilla, y la próxima semana estarán listos los tres tramos de playa en Bocagrande.

“Hemos hecho un trabajo técnico de la mano de la Secretaría de Planeación, Espacio Público, DIMAR, Parques Nacionales, y alcaldías locales. Ahora estamos en la implementación del protocolo establecido en la resolución 1538 del Ministerio de Salud. De una forma concertada con los actores de playas retiramos el mobiliario viejo, deteriorado, que no cumplía con medidas sanitarias, y lo vamos a reemplazar por parasoles y silletería nueva para que los bañistas tengan una zona de reposo agradable y que cumpla con todas las medidas de bioseguridad”, señaló López.

En cuanto a la zona insular, en donde se implementará el piloto con 21 operadores turísticos privados, los testeos de Covid-19 han arrojado cero casos positivos. “Podemos estar orgullosos de que vamos a darle garantías a los turistas de que haremos una reapertura totalmente biosegura de nuestras islas”, enfatizó López.

En la jornada también se aplicaron pruebas PCR a actores de playa, vendedores y carperos, quienes también recibieron cerca de setenta millones de pesos en ayudas humanitarias gestionadas por la Gerencia de Espacio Público y la Oficina Asesora para la Gestión de Riesgo de Desastres, ayudas consistentes en mercados y calzado especial para playas.

Capacitación a actores de Playa Azul La Boquilla

Con el apoyo de la Fundación Move For Earth, Distriseguridad capacitó a los actores de Playa Azul, La Boquilla, en protocolos de bioseguridad, para que estén listos cuando se dé la reapertura de este balneario.

“Capacitamos en protocolos de bioseguridad, para una reapertura segura, al personal que trabaja en Playa Azul La Boquilla (carperos, expendedores de alimentos, personal auxiliar que recibirá y verificará cumplimientos de protocolos de bioseguridad) , para que la reapertura cumpla con todas las garantías, tanto para los visitantes como para quienes laboran en las playa”, explicó Luis Enrique Marchan, director de Distriseguridad.

Esta capacitación busca fortalecer a las personas que estarán como actores de playas en la primera fase de reapertura, y así poder ir teniendo nuevos pilotos hasta lograr la reapertura total de las playas en el marco de la reactivación económica de la ciudad.

Para este proceso se están teniendo en cuenta los 33 criterios Blue Flag que incluye asuntos ambientales y de conducta de los visitantes además de los protocolos del MinSalud consagrados en la resolución 1538 para desenvolvernos lo mejor posible en esta nueva normalidad.