Presuntas irregularidades continúan revelándose en los contratos municipales de Turbaco durante el tramo final de la administración de Guillermo Torres.

Esta vez, han salido a la luz problemas significativos en el acuerdo con la Empresa de Desarrollo y Renovación Urbano Sostenible de Santa Marta, destinado a la ejecución de obras y mejoramientos en diversas áreas de la localidad, desde sedes de la Alcaldía hasta infraestructuras educativas y parques.

De acuerdo con la fuente, la administración, evidenciando notables falencias de planificación, busca con apuro la adjudicación de contratos para enfrentar la falta de planificación, restricciones temporales, permisos para obras e incluso actas de finalización. Estos desafíos plantean interrogantes sobre si este contrato podría ser la controvertida culminación de la gestión de Guillermo Torres Cueter.

¿Cuáles son los cuestionamientos?

• Fechas conflictivas: el contrato exhibe dos fechas de celebración, 17 y 20 de noviembre de 2023, generando dudas sobre la transparencia del proceso.
• Plazo y alcance poco realistas: el breve plazo hasta el 31 de diciembre de 2023 para ejecutar numerosas obras resulta poco realista y poco práctico según estándares del sector.
• Falta de sustento en el mercado: la carencia de sustento en el mercado sugiere una falta de viabilidad para ejecutar todas las obras propuestas en tan poco tiempo.
• Problemas con licencias y diseños: la falta de regulación en la entrega de diseños y obstáculos para obtener licencias urbanísticas plantean desafíos significativos en la planificación del contrato.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.