De acuerdo con Afinia, con el fin de seguir transformando el servicio y en aras de continuar buscando alternativas que permitan aliviar las tarifas, presentan las siguientes propuestas al Ministerio de Minas y Energía:

1️⃣ Distribuir el diferencial del incremento tarifario en la región Caribe entre todos los usuarios del servicio a nivel nacional y el Gobierno Nacional. Ello representaría para los usuarios de la costa una reducción de 127$/kWh y para los usuarios del interior del país un incremento de tan sólo 37$/kWh.

2️⃣ Aumentar el consumo de subsistencia para municipios ubicados por debajo de 1.000 metros sobre el nivel del mar de 173 kWh/mes a 240 kWh/mes, en conjunto con la aplicación de un porcentaje de subsidio decreciente atado al consumo para promover la eficiencia energética.

3️⃣ Establecer un consumo mínimo vital para usuarios que demuestren su imposibilidad de pago, el cual sería cubierto en su totalidad con presupuesto del Gobierno Nacional.

4️⃣��� Viabilizar recursos para que las empresas puedan continuar con sus planes de negocio.

5️⃣ Crear fondos que permitan a los usuarios de menores ingresos alcanzar la transición energética, para la construcción de granjas solares y programas de eficiencia energética, que pueden ser desarrollados en compañía de las empresas prestadoras del servicio y que permitan la sostenibilidad de los proyectos en el largo plazo. El fondo podría ser alimentando con recursos provenientes de regalías.

🗣️ “Por naturaleza estamos en desventaja ante otras ciudades que son más frías (…) la compañía viene ejecutando inversiones para la prestación de un servicio de la más alta calidad”, aseguró el Gerente General de Afinia, Javier Lastra Fuscaldo.